domingo, 18 de septiembre de 2011

Hace 41 años

Toda leyenda de la música transita por la dimensión de la atemporalidad, una que trasciende la sujeción al tiempo y el espacio, que son planos mortales... Pienso en el poema "Los Inmortales" de Herman Hesse y dicha descripción enfocada fundamentalmente en la figura de Mozart, cobra también sentido en el caso de genios contemporáneos como Jimi Hendrix, quien a cuatro décadas de haber ejecutado el último riff sigue más presente que nunca... Expirarán mucho antes nuestros latidos -y los de algunas generaciones venideras- que los gloriosos acordes de "Hey Joe", "Little Wing", "Purple Haze", "Ezy Rider" o "Voodoo Chile".

Cuesta creer que al momento su muerte, con apenas 27 años, ya había alcanzado la plenitud creativa y sin haberselo propuesto quizás, en su paso por la vida cambiaría para siempre el rumbo de la música. Hendrix no sólo trajo evolución al rock desde el blues, fue definitivamente el creador del sonido heavy metal, arquetipo de guitarrista en el que quiso verse reflejada gente como Jimmy Page (Led Zeppelin), Tony Iommi (Black Sabbath) o Ritchie Blackmore (Deep Purple), manteniendo vigente el legado eléctrico hacia la siguiente generación de recambios musicales.

En el finiquito de los '60, a la par del conflicto de Vietnam (que obedece a los formulismos ideológicos de la Guerra Fría), el mundo sigue atento la lucha política del pueblo afroamericano por alcanzar la plena igualdad de derechos constitucionales y la dignificación social. Desde el plano ideológico, es el Dr. Martin Luther King quien siembra un camino de gloria hacia la integración de la gente de color, aunque no alcanza a ver los logros, dado que es asesinado el año '68. Por el lado de la cultura, fue sin duda Jimi Hendrix el principal portavoz de esa lucha, aunque sus medios no son las armas como en el caso del movimiento Panteras Negras ni la demagogia del político o del humanista, su único medio fue la guitarra, su discurso la música, su plus: ser el mejor ejecutor de una Fender Stratocaster que haya conocido la historia.

Es increíble el hecho de que alguien que sólo vivió 27 años y que murió hace 41 siga siendo exaltado como una de las personalidades más influyentes de nuestra era. Hace 41 años, un día como hoy, falleció el hombre, soterrado caudillo de la lucha afroamericana que con la música transmitió muchas más emociones e ideales que mil pancartas. Un enviado de los dioses para unir al mundo en rock 'n' roll y para reafirmar la cuantía del blues como gran legado africano en la cultura norteamericana, la música de un pueblo pisoteado que transformó los bríos esperanzadores del gospel en la icónica rebeldía de un Robert Johnson y en el estílo de vida alienado de los músicos del Delta.

Hace 41 años, quedó registrada también una de sus últimas -monumentales- presentaciones en vivo: la del 30 de julio de 1970 en la isla de Maui (Hawai). Concierto espléndido que hace alarde de toda la imaginería hippie y que gracias a la magia de YouTube, quienes no lo hayan visto podrán disfrutar íntegramente. Hoy 18 de septiembre, aniversario de la patria en Chile, corresponde conmemorarlo también como el día en que partió uno de los más grandes, mulato mágico y eterno jóven de 27 años, el único e insuperable JIMI HENDRIX.-

Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

Blog Archive