miércoles, 21 de septiembre de 2011

Entrevista a Francis Lecquian: "Mis expectativas son de aquellas que sólo viven en los sueños olvidados de muchos"

Sobrevolando ya el último tramo del mes de septiembre, hemos optado por retomar el dispositivo de las entrevistas, el cual ciertamente aporta un valor agregado a la música, exteriorizando las almas o voluntades que corren tras ella, y sus experiencias que son al final del día (como arte que imita la vida) el caudal de energía con que una simple canción logra instalarse en nuestras propias historias, haciendo más llevadera la existencia.

Hace un buen tiempo que teníamos proyectado realizar esta entrevista en particular, a un músico y comunicador que es alma del rock y de la música en la ciudad de Rancagua, un trovador de la vida y un artista de los sueños: el Señor Francis Lecquian. Y he aquí, al final de cuentas, un material invaluable, equivalente a la comprensión de un músico que visualiza su arte desde un escalafón mucho más elevado: desde el plano del existencialismo, aquel espejo que no refleja cuerpos sino almas y que nos devela al impulso creativo, como una analogía más de todo impulso de vida. Al cabo de esta entrevista, certificamos que en adelante muchos verán la música con otros ojos.

Entrevistador: STONERESK

Cuéntanos sobre tus comienzos en la música; ¿En qué año formaste tu primera banda, bajo qué inspiración e influencias?

En primer lugar un saludo a todos los seguidores del sitio La Religión del Rock Pesado que podrán conocer algo más de la verdad acerca de nuestra historia.

Mis inicios en la música fueron en la época escolar cantando canciones populares en festivales de colegio cuando era muy chico, sin embargo la primera banda que forme propiamente tal fue en el año 1996 bajo el nombre de Hiddentruth y de acuerdo a nuestras influencias de aquel tiempo nuestro estílo estaba basado netamente en el sonido del heavy metal clásico. Aún poseo algunos ensayos en cassettes de esa época en Concepción. Pero esta banda nunca pudo tener un registro más profesional y no fue hasta el año 1998 cuando junto a Apocalipsia ya en Rancagua y siguiendo los pasos del heavy rock, tuve mi primera banda con una grabación de mayor calidad. De ahí en mas recorrí un largo camino por una decena de bandas hasta darme cuenta de que debía hacer algo más propio. Sin embargo este largo trayecto pronto verá la luz en un disco que espero publicar con todas las bandas a las que pertenecí antes de formar mi banda y que es una antología que llevará por titulo “El Aprendizaje de Lecquian”.

Años atrás leí en una entrevista local que el nombre Lecquian corresponde a un apócrifo. ¿A qué hace referencia?

L.E.C.Q.U.I.A.N. es tal como tu dices un apócrifo de ocultista significado que es: "La Evolución Canta Que Un Intenso Amor Nació".

A lo largo de tu trayectoria musical has pasado por varias bandas y géneros: en el metal: Trainyells, Xkizofrenia…, el rock de Lecquian y en la actualidad tu búsqueda parece apuntar hacia la consolidación compositiva y hacia un lado más folk o trova por decirlo de alguna manera. ¿Cómo se ha ido dando en el tiempo esta evolución? Y ¿Cuál es hoy tu percepción de la música en un sentido universal?

La evolución es una propiedad inexorable de la vida de los seres humanos y por naturaleza de la vida toda y una. Todo evoluciona, pese a que tú quieras o no, la evolución avanza y tú avanzas con ella o ella te hará avanzar a cuestas de una u otra forma. Por tanto, quien conoce esta oculta verdad sabe que cada aspecto de su propia vida irá evolucionando y si queremos ser armónicos con esta ley, entónces somos concientes de cómo debemos ir perfilando nuestro trabajo. En mi caso esta es la premisa que he utilizado para llegar al estilo que hoy por hoy estamos cultivando. Por tanto ha sido un paso natural este esfuerzo por evolucionar en cuanto a la honestidad de lo que vamos transmitiendo con esta mágica fusión de música folk elemental y estos mensajes o esencias verbales que tributan aquellas verdades trascendentales que la humanidad poco a poco irá recordando y asimilando para el progreso y cumplimiento de su razón de ser.

Ahora bien, mi percepción de la música en un sentido universal es que la música, como expresión artística está llamada a ser precisamente lo que es: “arte” y el arte es la bondad de la vida, la belleza de lo esencial y la justicia de la naturaleza. Por tanto todo aquello que es bello, bueno y justo; es arte, mientras que si adolece de alguna de estas tres propiedades entonces podríamos decir que ya no estamos en presencia del arte, sino que de cualquier otra cosa.

En gran medida gracias a la difusión de tu programa de cable Rockerazos y al empuje que diste a una serie de tocatas en la ciudad, como fueron las míticas versiones de Uniendo Tribus, comenzó a germinar un movimiento que anterior a estas iniciativas fue tal vez muy precario. ¿Te sientes en cierta medida responsable por haber cambiado la cara a la escena rancagüina? Y ¿Qué proyección le ves hacia el futuro a la escena?

La verdad es que sólo me siento responsable de haber hecho lo que pensaba que debía hacer en su momento. Ya que si ves que algo no anda bien y no haces nada por cambiarlo, entonces eres parte del problema. Cuando ví, en el año 2004, que en Rancagua se hacían solo tres o cuatro tocatas al año, me dispuse a cambiar esa realidad y logré abrir espacios donde antes no se había hecho. Después con el programa Rockadictos y posteriormente con Rockerazos, me ocupé en brindar difusión televisiva a las bandas y sus trabajos musicales, audiovisuales y eventos, por que ví que ningún medio de comunicación lo hacía.

De hecho al principio del programa habían como tres o cuatro bandas que tenían clips para mostrar, pero con el programa las bandas de Rancagua captaron el mensaje y empezaron a motivarse, y en tan sólo un año de aparecido ya habían más de diez bandas con material y otras tantas comenzando a trabajar en esto, hasta nuestros días en que ya existe una buena cantidad de clips de bandas que se han dado cuenta de la
importancia de este aspecto en la carrera musical y algo similar ocurrió con las tocatas y eventos, ya que luego de que comenzamos a hacer una y otra tocata cada vez más seguido, otros vieron esto y comenzaron también a hacer más de lo que ya hacían y mejor, y nuevas personas fueron sumándose a este gran movimiento a finales del 2005 y también comenzaron a sentir la confianza para producir sus propios eventos, y así hoy vemos en la actualidad, nuestra ciudad con bastantes tocatas casi todas las semanas de una u otra especie.



¿Qué otras cosas consideras que le hacen falta a Rancagua para convertirse en una ciudad punta del rock, de la música y de la cultura en general como puede que lo sean hoy en día fuera de Santiago, ciudades como Valparaíso o Concepción?

Rancagua necesita que los músicos se bajen de sus nubes y dejen de creer cosas que no son. Es curioso que en Rancagua una banda telonea a algún conocido o toca en uno que otro sucucho y ya comienzan a creerse casi estrellas y eso es bastante simpático pero totalmente alejado de la realidad, por que figurar en Rancagua es “re-fácil”, ya que no hay referentes con los cuales medirse, y si los hay son sumamente alcanzables ya que cualquiera puede tener una banda, un disco, un clip y tocar en un par de lugares. Pero eso, si lo analizas bien, sigue siendo muy poco, ya que aún Rancagua no tiene ningún exponente conocido a nivel nacional. También es prioritario que las bandas dejen de tocar tanto cover y tributo como si el trabajo de una banda fuera tener que entretener al público como lo hacían los bufones de la corte, que entretenían al Rey en plena Edad Media. O sea, están bien los cobres y los tributos para las banditas de niños o chicos de colegio que recién comienzan o por ultimo aquellos seres que siendo ya más grandecitos, recién empiezan en la música, hasta ahí se puede entender, pero luego de este proceso, viene lo que es tuyo, tu verdad musical y eso no puede estar supeditado a la exposición de un cover o una copia. Debes hacer algo que muestre tu verdadera esencia artística.

Y por ultimo algo fundamental para que la escena rancagüina crezca es que cada uno aprenda a dominar su propio y falso ego, pues “sólo quien puede dominarse a si mismo, podría llegar a dominar sobre algo más”. Es lamentable ver como los músicos rancagüinos están totalmente dominados por su ego, que los limita y encarcela en su imponente prisión en lo alto de la ilusión falsa que te hace sentir superior a los demás. Quien mata su ego y es capaz de eliminar todo vestigio de falsedad -toda esa falsa apariencia que lucha por vivir en tu interior- es aquel que está más cercano a las verdades esenciales y puede hacer que hasta los imposibles sean posibles.

Según tu punto de vista, actualmente ¿Cuál es la mejor banda que está tocando en Rancagua? Y la más sobresaliente de todos los tiempos que ha salido de esta ciudad o de la región?

Rancagua tiene buenos músicos, pero aún no logra consolidar una banda de reconocimiento a nivel nacional. Actualmente veo chicos que se esfuerzan y esmeran por tener un buen nivel en cuanto a producciones y tocando en vivo, pero sólo es a nivel local. Algunas de estas bandas inclúso cuentan con excelentes trabajos audiovisuales (Oblivion, Sátiro Caín, Verlux, Vitius, Hard Treat y Legacy), otros cuentan con bastante fiato en vivo (Los Suples, La Calle), hay algunas bandas del área del metal que tienen buenos registros discográficos (Natural Chaos, Madhouse), y los hay también algunos exponentes que cuentan con buenas y originales propuestas musicales como Latridú y el dúo Lucia y Memo, que pese a hacer covers, su propuesta electrónica es bastante interesante. Seguramente se me escapan más nombres en este momento, pero pese a todo este listado de nombres existe un factor común y es que más allá de un par más o un par menos de tocatas que habrán tenido estas bandas fuera de Rancagua, no se podría decir mucho más sobre ellas.

De todas formas me gustaría hacer algún alcance respecto de dos bandas, una de ellas es Dies Irae, de quienes he sido privilegiado testigo de la demanda que tienen fuera de Rancagua, en lugares bien recónditos y extremos a lo largo de todo el país, e inclúso cuentan a su haber con una presentación en Argentina. Y también hago lo la excepción con Mar De Robles que tienen en su currículo una participación en el Festival Baja Prog en México. Como verás, son casos aislados como para siquiera posicionar a Rancagua en la 1ra división del rock nacional, por lo que el titulo que mencionas en tu pregunta respecto de la banda más sobresaliente de todos los tiempos que ha salido de Rancagua es en estricto y verdadero rigor una “deuda” que sólo el futuro espero, en no mucho más tiempo, pueda responder de forma más clara, válida y segura.

El año pasado estuviste girando por Europa, coméntanos esa experiencia. Las enseñanzas que quedaron, aquellas vivencias que te gratificaron o pudieron servirte en tu crecimiento como persona y como músico

Tocar afuera es algo que siempre supe que debía hacer. Ya había tenido la oportunidad de llevar a Lecquian a Argentina en una experiencia bien gratificante, posteriormente algo de eso apareció en nuestro clip “Forajido”. Pero haber podido tocar frente a público europeo sin duda ha sido lo más interesante para mi aprendizaje en todos los aspectos. Ver las diferencias que existen entre el público europeo y el chileno es bien interesante, y para que decirte si lo comparamos con el público rancagüino, donde lo normal es tener que enfrentarte en las tocatas con una tropa de envidiosos frustrados incapaces de reconocer lo que uno hace. Eso sí, no todos pertenecen a esta masa de idiotas por que igual pese a todo en Rancagua hay algunos seres que sí valen como personas y son más objetivos. Pero bueno, el ver estas diferencias automáticamente te da una visión más madura e integral para comprender las idiosincrasias de los pueblos y reafirmar en ti mismo aquello que siempre has intuido, aquellas confianzas que siempre has tenido en ti y que te llevarán a continuar por nuevos horizontes donde con cada paso irás atesorando más y más experiencias de vida y de conciencia.

Desde tu experiencia ¿Qué es lo más difícil de vivir de la música en Chile?, cuéntanos cómo has logrado abrirte espacios donde antes no había nada y ¿Cómo ves que se ha ido dando la evolución de la escena local y nacional desde tus comienzos?

Lo más difícil es asegurar la confianza en ti mismo. Darte cuenta de que si te dedicas de verdad, las cosas caerán por su propio peso. Tener paciencia y ser humilde. Aprender de los demás y de ti mismo. Amar lo que haces y hacer lo que sabes que tienes que hacer. Dejar atrás las negatividades y superar los obstáculos y ocupar tu voluntad hasta conseguir tus metas. Vivir de la música es algo complicado si no quieres ser comercial, inclúso es más, conozco bandas que tienen perfiles netamente comerciales o tratan de hacer canciones lo más comercialmente posible y aun así no viven de la música, porque al final terminan falseándose a si mismos. Por eso, el que es honesto, si realmente quiere, puede lograr ciertas cosas, pero para eso hay que limpiarse de todas las mentiras elitistas que esta sociedad te impone día a día y concentrarte en tu verdad. Sólo con la verdad serás seguido e imitado y finalmente cuando ya no estés preocupado de esto, serás reconocido y valorado.

Yo me abrí paso por que tengo un pedazo de convicción en mi corazón a prueba de todo, mi perseverancia es algo casi natural en mi rutina diaria y nunca descanso con mis sueños. Partí reuniendo músicos con la única intención de rockear juntos y compartir en una banda, luego hablé con cuanto dueño o administrador de locales se me ponía por delante para hacer tocatas y eventos, he compartido con mucha gente de la que siempre aprendo con humildad y respeto, he dado posibilidades a más de 100 bandas para que toquen en mis tocatas y lo sigo haciendo, y cuando nadie me quiere ayudar, nunca me ha importado mucho la verdad. Si sé que tengo que hacer algo solo, simplemente voy y lo hago.

Aún tengo metas muy lejanas que lograr por que mis expectativas son de aquellas que sólo viven en los sueños olvidados de muchos, sin embargo, cada día que pasa, trabajo por conseguirlos por que al final esto es un juego y pese a que muchos se desmotivan y abandonan, yo sigo adelante con la certeza de que siempre logro las cosas que me propongo. Nunca compito con mis pares músicos, (yo a ellos los reconozco, pese a que eso es tan difícil para los propios rancagüinos), yo no tengo problema con eso por que encuentro absurdo competir con mis pares, al contrario, aprendo de ellos y compito sólo conmigo mismo.

La escena local se ha ido profesionalizando en cuanto a las bandas, con mejores discos, mejores clips, pero el público y los locales de la ciudad no responden. Al final, da lo mismo, por que previsualizo y me adelanto en el tiempo para decir que si unos no responden, se que aparecerán otros que en el futuro si lo harán, y acogerán el llamado de estas bandas que se esfuerzan y quieren escenarios de calidad, espectáculos de buen nivel, un publico más educado y culto y en general una ciudad más interesada en sus propios artistas locales.

Ahora, sobre la escena nacional, salvo el fenómeno de los cantautores tipo Chinoy, que revive un género bien interesante, lo demás siento que realmente está involucionando. Todas esas bandas que mezclan el rock con la cumbia, nos tienen la conciencia pegada en lo musicalmente picante, pachanguero que rinde culto a lo chabacano y toda esa flaiteria sabrosona de la cintura para abajo. Hace tiempo que en Chile no aparecen nuevas bandas interesantes. Los que suenan en las radios son los mismos de hace diez años atrás y más inclúso.

Hoy en día que parece ser más fácil la tarea de producir y promover un disco ¿Es suficiente con las ganas y el espíritu emprendedor del artista para llevar a cabo su oficio, o más que nunca se necesita de un compromiso mayor por parte de los sellos o casas discográficas?

Los sellos discográficos hace décadas que dejaron de interesarse por la buena música. Ellos sólo quieren lucrar. Son negociantes no más y muchas veces mercenarios de la música. Sólo se interesan por lo vendible. Por tanto CERO POSIBILIDAD. Las ganas y el espíritu emprendedor del artista son realmente su tesoro. El espíritu es capaz de mover hasta lo incogniscible. Un espíritu fuerte se mueve, pero además es capaz de mover a otros, incluso es capaz de “movilizar” a otros. La materia se mueve por que hay espíritu, por que hay voluntad, sin espíritu, la materia sólo sería eso; materia inerte. Por tanto un espíritu fuerte y sabio no necesita sellos discográficos ni nada de eso.

Recuerda amigo lo que dicen acerca de que “el hombre tiene el tamaño de aquello que es capaz de imaginar”, por eso es que no necesita nada de nada, tiene de sobra con todo lo que su propia imaginación pueda brindar y a través de la propia inteligencia, amor y voluntad puede lograr todos y cada uno de sus propósitos.

¿Qué sueños le quedan por cumplir a Francis Lecquian?

Despertar del sueño.

Háblanos un poco sobre tu actual formación, la música que están desarrollando y en qué se ha basado el cambio tanto en la formación como en el estílo, considerando que los primeros registros de Lecquian inquieren en los cánones de grupos como Guns N’ Roses y que actualmente la búsqueda parece apuntar a la raíz, a las influencias folk y a una simpleza que generalmente viene aparejada de una mayor espiritualidad y belleza en las letras.

Por ahora en la banda están en guitarra Ritchie Richmond, en bajo Criz Fredes y en batería William Fuentes y yo he tomado la guitarra folk además de la voz. Esta es una formación temporal por que sé que pronto volveré a viajar y pese a que me gustaría que me siguieran en el camino de la música, soy conciente de las realidades de cada uno y sé que quizás no todos puedan seguirme en esta aventura musical por el mundo. Al tener una banda uno debe lidiar con estas dificultades, y como lo tengo claro, yo sigo adelante aunque vayan cambiando los integrantes.

Es así como en el tema “Una verdad en armonía” que es la base de nuestro nuevo estílo que hemos denominado “Hard FolK”, el baterista que grabo la canción en audio fue Guerrero Arcaico, pero en el video aparece William. Y es por esto que te comento que uno debe seguir pese a los cambios que vayan sucediéndose. Ahora bien este nuevo estilo “Hard FolK” que hemos alcanzado tras un tiempo de trabajo y maduración, se ha dado por un cambio natural que he vivido con plena conciencia hacia el estudio y la profundización e investigación de las verdades de la vida. Ya no podía continuar mi vida cantándole a las chelas y a los carretes y las noches desenfrenadas de éxtasis y pasión que plasmé en mis anteriores canciones y así fue que en un momento de mi vida me dí cuenta de que la música que había hecho, si bien es cierto me gustaba mucho, por que me inicié en el rock con todas esas influencias ochentenas, igual pese a todo; “era música falsa”.

Me di cuenta de que no era yo, sino sólo una imágen de algo que anhelaba ser, pero que en verdad; “no era”. Ví que no podía seguir así, yo sé que muchos chicos con sus bandas suenan igual que sus artistas preferidos y hacen una música que es una total copia de las bandas que a ellos les gustan y esto les pasa a todos, tanto a los progresivos, como a los glam, a los clásicos, a los grungys, a los metaleros, a los punks, y a todos los que te imagines. Obvio, yo respeto sus procesos individuales, pero en mi caso me dí cuenta de que tenía que dar vuelta la pagina y comenzar a autentificar mi mensaje y ser más honesto con mi propuesta musical. Después de todo “es lo que vas a entregarle al mundo”. Entonces, tenia que ser mas honesto con mis composiciones y comencé a buscar un sonido más original, empecé a buscar en la pureza del canto con la guitarra, la simpleza de lo natural, la belleza de lo verdadero y buscando en mi interior he podido ir madurando y sacando afuera esta percepción musical que me da mucha alegría y serenidad a la vez por que siento una mágica conexión entre mi intuición, pensamientos y sentimientos, que me llevan a conocerme a mi mismo que es a lo que estoy abocado hoy en día.

¿En qué cosas te inspiras a la hora de componer?

Dicen los antiguos que el artista es aquel capaz de elevar su conciencia al plano de la belleza donde moran las ideas primeras o principios sobre los cuales se manifiesta la verdad de la existencia o la vida toda.

En mi caso, como yo no soy artista y aun estoy lejos de serlo con todas mis limitaciones temporales, lo que hago por ahora es tratar de imaginar mi entorno así como mi propio interior de la forma más ideal posíble y así gradualmente de acuerdo a mi nivel conciencial ir elevándome y captando paso a paso cada vez, ideas para poder luego ir plasmándolas en el papel, en el instrumento, en la voz y luego en los ensayos con la voluntad de todos en la banda para finalmente grabarlas y en su momento obsequiarlas al publico. Por tanto me inspira la búsqueda de la verdad como a todo buen filosofo, le inspiran las esencias, los principios, las ideas y todo el simbolismo mágico que la naturaleza misma oculta a aquellos que no pueden ver pero que esta desvelado para aquellos que pueden y saben ver. Por eso es que la misión de los artistas o aprendices en mi caso cobra su pequeña importancia al ser los responsables de mostrar a los pueblos y a las generaciones venideras aquello que ellos necesitan para embellecer y mejorar sus vidas, aquello esencial para la evolución armónica de todos.

Luego de todos estos años en las pistas. ¿Te sigue generando la música el mismo ímpetu o satisfacción que en los comienzos?, esa plenitud o armonía espiritual de la que hablas en tu tema “La Totalidad del Amor”

Pienso que aquella plenitud con el paso del tiempo y con la propia evolución de la banda se ha ido solidificando con cada etapa que vamos viviendo. De una etapa dominada por el ego y por tratar de imitar, parecernos o simplemente tratar de ser como nuestros ídolos, hemos ido despertando a una esfera mucho más armónica y bella y que dice relación con tratar de ir siendo cada vez más auténticos y acordes con lo que realmente somos.

Hemos caminado desde tiempos inmemoriales por la senda humana de la evolución y con razón debemos ahora tratar de ocuparnos de nuestra responsabilidad hacia los demás, mejorando nuestras actitudes, dominando nuestro falso ego, mostrando lo mejor de nosotros a la hora de compartir con nuestros hermanos músicos y esforzándonos por entregar lo más selecto de nosotros mismos hacia el publico, para que alguna vez escuche las verdades que tratamos de entregar en cada presentación o en cada registro que hagamos de ahora en adelante. Hemos renacido en conciencia y hemos tomado el compromiso de mostrar las bellezas de la verdad de aquí a la eternidad sintiendo esa interesante mezcla de excitación, satisfacción y serenidad que la vez me hace ver que vamos y llevamos a otros por buen camino.

“La totalidad del amor” es un ejemplo de que una canción puede reunir a músicos aparentemente tan disímiles como el guitarrista Juan Rodríguez, venido de las oscuras tierras del Averno, donde moran las entidades de iluso poder , el baterista Ricardo Rosson criado a orillas del mundo material donde los negocios y los estudios musicales se cruzan para marcar a sus hijos y junto con mi pequeño aporte situado a medio camino en la montaña de la vida, desde donde vuestro humilde servidor seguirá escalando con paso lento, dedicado y seguro hasta llegar muy alto como fue mi premisa en un principio y como sé, será mi ideal en cada instante de eternidad que voy viviendo.



Finalmente junto con agradecerte la disposición, no sé si para cerrar quisieras dejar algún mensaje, saludo o reflexión a los lectores de La Religión del Rock Pesado

Amigos y hermanos de La Religión del Rock Pesado; gracias doy a Uds. por detenerse a reflexionar un momento sobre estas pequeñas cosas que aveces nos abren grandes puertas que nos llevan a recordar lo esencial de nuestras vidas que hemos olvidado y a ser distintos de lo que fuimos en el pasado y que de seguro nos encaminarán a misteriosos y desconocidos horizontes, planos y dimensiones en nuestra vida.

Gracias a ti Zamir por valorar a aquellos tantos que alejados de las falsedades e ilusiones del mundo de la música, ocupan su voluntad en realizar y realizarse a si mismos en la re-creación y compañía de la buena y verdadera música. Aquella que aunque por ciertos tiempos no sea reconocida por todos, si lo será eternamente en el corazón de la vida que late con cada chispa de sabiduría que conmueve a la totalidad de los seres cuando estos concientemente atienden a las verdades trascendentales de la vida.

Por ultimo querido amigo deseo regalar a través de tu sitio el Código Lecquian para todos aquellos buscadores de la verdad. Mi humilde regalo.


El Código Lecquian

1. La única realidad es la que vives en este momento.
Ni pasado, ni futuro están en tus manos.
Solo tu limitado presente.

2. Todo ha sido dicho y dado antes y volverá a ser dado después.
No existe nada que sea tuyo pues todo es de lo que es, ha sido y será.
Tus creaciones, no son tales, a lo más son; re-creaciones.

3. Haz las cosas como sabes hacerlas.
Aprende por ti mismo.

4. Los que saben, lo primero que saben, es;
“que es lo que hay que hacer”.

5. La necesidad no existe en ti.
Sólo aparece por un tiempo y sólo en tus cuerpos.

6. No te defiendas, deja pasar los insultos y las alabanzas.
Todo en la existencia es temporal.

7. Deja de creer.
Deja eso para los creyentes.
Los que saben, no creen; porque saben.
En el saber, la creencia es innecesaria.

8. Tu libertad es como tu importancia; ambas no son tales.
Tu ego no es libre, ni importante.
Quien sabe esto comienza a acercarse a la verdad.

9. Domina tu falsedad y la verdad vivirá en ti.

10. Cuando elimines todo de ti, podrás estar en la verdad.
Ser parte del ser y estar en el ser.
Finalmente; solo ser.

:::

Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

Blog Archive