Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

domingo, 26 de octubre de 2014

Falleció Jack Bruce, legendario bajista de Cream

A la edad de 71 años dejó de existir ayer quien fuera compañero de Eric Clapton y Ginger Baker en la mítica banda de blues y rock Cream.  El último gran viaje de Bruce será hacia su reencuentro con el eterno, pero casi medio siglo años atrás lo hacía sobre el expreso de la psicodelia, abriendo el portal a un nuevo caudal de sonidos e ideas, que lograrían hacer escuela en la futura generación del rock duro y heavy metal, entre destacados discipulos como Tim Bogert, Phil Lynott, Roger Glover, Geddy Lee, John Deacon y Lemmy.

En tan sólo cuatro álbumes de estudio y un imprescindible registro en vivo titulado Farewell Concert, Cream despidieron la década de los '60 como creadores del hard rock y power trio referencial, el propio Jimi Hendrix los consideró su principal influencia, versionando "Sunshine Of Your Love" siempre que tenía la ocasión, lo mismo The Beatles y The Who, que endurecieron su estílo a la sombra de la actitud de Cream.

Tras el ocaso de Cream, John Symon Asher, mejor conocido como Jack Bruce, realizó también una carrera respetable, en un cocktail de rock, jazz, blues, psicodelia y progresivo que lo mantuvieron activo hasta la actualidad. Una enfermedad del hígado -al parecer asociada a su viejo alcoholismo- fue lo que apagó su vida y acrecentó desde ayer mismo la leyenda. 

Bruce y su hija, la cantante soul Aruba Red

domingo, 12 de octubre de 2014

Richie Kotzen descargó pasión y groove en Viña

Que Richie Kotzen es de sobra uno de los mejores guitarristas actuales y de todos los tiempos, no es un misterio para nadie medianamente embebido en el mundo del rock. Su extendida trayectoria (iniciada con apenas 15 años en 1985), más de una veintena de discos en calidad de solista, su efímero pero contundente paso por grandes hitos del hair metal ochentero como son Poison y Mr. Big, así como sus numerosas colaboraciones con músicos del nivel y prestigio de Greg Howe, Guhtrie Govan, Stanley Clarke, Lenny White, Stevie Salas, Glenn Hughes y Gene Simmons, o su más reciente aventura músical paralela: The Winery Dogs junto a Mike Portnoy y Billy Sheehan, engloban una carrera artística y musical como pocas, llena de creatividad, reinvención y refinamiento rockero. 

Es en los pequeños escenarios donde Richie Kotzen -reconocido, pero distante del mainstream- se reencuentra con su público habitual, el mismo que hace 2 años tuvo oportunidad de verlo tocar en la Batuta y en el Centro Cultural Amanda y que en la semana que se nos va, asistió al Teatro Nescafé de las Artes (jueves 9) en Santiago o a la discoteque OVO del Casino Enjoy en Viña del Mar (sábado 11) para alcanzar el éxtasis sobre un mar de riffs, melodías, baladas, rock intimista (con aura de grunge, soul y blues), zarpadas funky, metálicos y estruendosos solos, buen fiato instrumental, y en líneas generales: una dadivosa muestra de virtuosismo y groove, imposíble de superar.

La de Viña fue -tal vez- una presentación que superó todas las espectativas. El escenario: el diminuto stage de la más célebre discoteque de la ciudad jardín, protagonista privilegiada de la vida nocturna y de los carretes del fin de semana, pero que en términos de rock era hasta ayer un escenario poco probado, salvo quizás para unas cuantas bandas tributo o para las orquestas de año nuevo. A nuestra llegada al casino, pisando las 20:30 hrs, poco hacía notar que en su interior se oficiaría un concierto; apenas unas cuantas chaquetas negras y unos pocos tipos con aretes o poleras con logos de bandas por aquí y allá orbitaban la entrada, las cercanías de la boletería y en la escalera principal, 30 minutos más tarde se permitío el ingreso a la disco, la que no estuvo llena hasta pasadas las 22:00 hrs, momento en que Kotzen y cia deciden tomarse el escenario.

A menos de 40 cm de los músicos, lo primero en llamar la atención es la vestimenta de Kotzen: zapatillas Converse, polera negra y una especie de pantalón corto de pijama, de apariencia más bien graciosa y probable inspiración californiana (conjunto semejante al que viste en el videoclip de "War Paint"), abren la presentación los riffs de "War Paint", punta de lanza del próximo compilatorio que llevará por nombre The Essential. Siguieron luego, maravillosos clásicos como "Love Is Blind", "Walk With Me", "Peace Sign" y "Help Me", alternados con pocas sorpresas, una de ellas "Don't What The Devil Says to Do" y una nueva cancíón -absolutamente heavy rock- titulada "Cannibals". 

Pese a que la presentación fue incendiaria desde el primer segundo, los últimos 20 minutos fueron los más emotivos, sintetizando en 4 o 5 temas toda la solidez del prower trío. Luego de un mágico, extenso y virtuosísimo jam de bajo/batería en el que tuvimos oportunidad de ver al mismísmo Kotzen  dándole a los tarros,  por unos cuantos minutos este despachó a sus acompañantes para interpretar en solitario "What Is?" en versión electroacústica, seguida a coro  por todos los presentes. Aquel, el momento más álgido de la noche vino acompañado del cierre con "Fooled Again" y "You Can't Save Me", apasionadas power ballads, casi tan clásicas en el repertorio de Kotzen como la ya poco interpretada "Remember" o el tema de gracia "Go Faster", con el cual se dió fin al concierto a las 00:01 hrs.

Volviendo al principio, se hace indudable que Richie Kotzen es uno de los mejores músicos de todos los tiempos (compositor, cantante, guitarrista y multiinstrumentista), sin embargo aquella cualidad es extensiva también a la banda soporte, consistente para esta gira en Mike Bennett (baterísta) y Dylan Wilson (bajo), probablemente una de las mejores formaciones que ha acompañado a Kotzen a lo largo de sus casi 30 años de carrera solista. Por su parte, el gran plus del guitarrista radica menos en el virtuosismo que  en todo el caudal de sentimientos que imprime a sus composiciones y a su particular estílo de rock clásico, que trae irremisiblemente a la memoria a otros tan grandes como Chris Cornell, Eddie Van Halen, Nuno Buttencourt, Jeff Beck y Allan Holdsworth SUMADOS, aunque sin perder por  ello ni una gota de originalidad ni de la chispeza que lo hacen único.


domingo, 5 de octubre de 2014

MUSE entran al estudio

Los nativos de Teignmouth, suroeste de Inglaterra, subieron esta fotografía a su cuenta de Instagram, donde se les ve felices de la vida jammeando en el estudio, en el proceso creativo hacia su ya séptima placa.

Según declaró unos días atrás el vocalista/guitarrista Matthew Bellamy, su siguiente álbum "se pondrá heavy" y estará depurado de elementos experimentales tanto electrónicos como sinfónicos/orquestales, que fueron la tónica de The 2nd Law del 2012.

Es de esperar por tanto, un regreso a los tiempos de Absolution (2003) y Black Holes and Revelations (2006) que son -en mi opinión- los dos mejores discos de la banda, un perfecto equilibrio de sus más patentes influencias: la grandilocuencia de Queen, la mística de Radiohead, la demagogia de U2, el rock de estadio y los punzantes riffs del metal de los '90.

Sigue siendo innegable,  sin embargo, que la magia de MUSE radica menos en el estudio, que en sus emblemáticos conciertos, para muestra los caminos conducen a ROMA.

El adiós de Jimi Jamison

El pasado 31 de agosto, un fallo cardíaco apagó la vida del genial Jimi Jamison, ex vocalista de Survivor: aquel combo de hard rock melódico americano que legó grandes éxitos ochenteros como "Eye of the Tiger", "Burning Heart", "I Can't Hold Back" y la hermosa "The Search Is Over", entre muchos otros.

Hace tan sólo un año la banda había realizado una peculiar gira por Estados Unidos y Europa junto a sus dos vocalistas históricos, el carismático Jamison y el intérprete original de "Eye Of The Tiger": Dave Bickler, sumada la versátil guitarra de Frankie Sullivan, único miembro permamente del grupo.

A pesar de que sus inmortales hits siguen activos en la memoria de todo mundo (desde luego, gracias las películas Rocky III y IV), muchos coinciden en que la fama fue un tanto esquiva a Survivor en comparación a otros conjuntos de la época. Por su parte Jimi Jamison tuvo también una carrera fructífera como solista, inmortalizando en los '90 el clásico "I'm Always Here", canción de pop-rock con tíntes cristianos, convertida en banda sonora de la serie "Guardianes de la Bahía", en 2011 se unió a otro grande de la música: Bobby Kimball (ex Toto) lanzando un álbum que fusiona los matices de ambas voces icónicas de la década de los '80. El talento de Jamison tampoco fue privativo de las grandes urbes y  escenarios, prueba de ello es la gira mundial del 2008 que lo tuvo girando por Sudamérica y por pequeñas ciudades como Rancagua, donde tuvimos oportunidad de verlo desplegar su gran voz y carisma en el mítico Bakana.

Las enérgicas melodías y apasionadas composiciones de Jamison, lo decretan inmortal en la escena del hard rock/AOR y es así como lo recordaremos siempre: como una voz sin par, en la misma línea de Graham Bonett y Joe Lynn Turner, un placer para los amantes del hard rock elegante y contundente.


martes, 30 de septiembre de 2014

For Those About to Rock (I Salute You!)

Poco más de dos años han pasado desde el último post que escribí para La Religión del Rock Pesado y aún así este maravilloso blog no deja de sorprenderme. Perdí la cuenta de cuantos correos continúan llegando semanalmente al buzón de stoneresk@gmail.com:  fechas de lanzamientos, datos de tocatas, información de bandas, saludos, sugerencias, los gratificantes ¿por qué no vuelven?, solicitudes para resubir discos, etcétera, todo lo cual satisface enormemente mi alma metalera  y me demuestra que aquellos persistentes 1000 y pico visitantes mensuales, siguen encontrando en La Religión del Rock Pesado un espacio de identidad.

STONERESK, el sujeto que escribe estas líneas y creó el blog impulsado por la pasión y el ocio un frío otoño del año 2007, ciertamente no es el mismo jóven idealista (de veintitantos) de aquel entónces, la treintena tocó su puerta, las cervezas le pasaron la cuenta abultándole la barriga, y el trabajo apenas le deja tiempo para respirar en libertad los fines de semana, sin embargo el metal y el rock lo siguen reactivando a diario con dósis de nueva y vieja música que como siempre, está decidido a compartir en el garito con quienes sepan valorarla.

Probablemente, no se batirán viejos records ni será el blog tan productivo como en el 2011, año en que se superó la marca de un post por día durante todo el año, sin embargo -como ya es costumbre- se dará privilegio a la calidad, al aporte informativo y a la legalidad de los contenidos, respetando en todo momento derechos y alcances de los autores. 

En fin, recordando clásicos estribillos de Whitesnake y Quiet Riot, todo se resume en un "Aquí vamos denuevo" y "ven y siente el ruido", La Religión del Rock Pesado vuelve a emerger de entre las sombras!

lunes, 6 de agosto de 2012

RETROspectiva: Bruce Dickinson - "Born In '58" (1990)

Bruce Dickinson, cantante de Iron Maiden y "la voz" del metal británico comenzó su  impecable trayectoria musical a mediados de los '70, tocando en conjuntos del temprano heavy metal y tratando de emular por aquel entonces la vanguardia de artistas como Rob Halford, Ian Gillan, Robert Plant, Freddie Mercury, Phil Mogg, Peter Hammill, David Byron y Ozzy Osbourne. Producto de aquellas grandes influencias, Dickinson se enfoca en obtener no sólo una voz virtuosa y llena de tonalidades, es capaz también de sumar la teatralidad -propia de conjuntos como Jethro Tull, Uriah Heep y Queen- a las atmósferas más siniestras del heavy metal, sembrando el camino hacia los sonidos que hoy consideramos tradicionales o épicos.

A comienzos de los '80 Iron Maiden era uno de los conjuntos más populares de la NWOBHM, pero su vocalista Paul Di'Anno ya no llenaba las expectativas de una banda que anheló desmarcarse a toda costa de la actitud punk y del aura suburbano, para evolucionar hacia un estilo más complejo, progresivo y grandilocuente. Fue entonces cuando el bajista Steve Harris se cita con su viejo conocido Bruce Dickinson (en aquel momento vocalista de Samson) para reestructurar Iron Maiden y dar juntos el siguiente paso en la evolución del heavy metal: emerge de la unión el álbum The Number Of The Beast, que vio la luz en 1982, catapultando a nivel mundial la fama de los británicos y expandiendo una vez más las posibilidades del rock metálico. Durante los siguientes diez años, Iron Maiden no cesó de cosechar éxitos y de lanzar discos cada vez más espectaculares. En 1992, sin embargo, mismo año en que fue lanzado el mítico Fear Of The Dark, Bruce Dickinson se escinde de Maiden para buscar nuevos horizontes musicales y forjar una carrera en solitario.

Ya en 1990, el compositor de "2 Minutes to Midnight" había incursionado como solista, a través del álbum titulado Tattoed Millonarie, de donde desprendemos el autobiográfico clásico de esta RETROspectiva. Manifiestas influencias del hard melódico y hasta del AOR rodean su música por aquellos años. Tiempo más tarde se aventura a declarar que el heavy metal es cosa del pasado y que el futuro del rock duro sería el grunge, estilo con el que también coqueteó hacia mediados de la década, en su faceta de solista y cerrando aún más la puerta a la posibilidad de un reencuentro con Iron Maiden que vivía su peor época con Blaze Bayley al frente.  Felizmente, el gran bache que tuvo que sortear Maiden y el resto del heavy metal tradicional durante los años '90, concluyó en 1999 con el retorno de Dickinson y del guitarrista Adrian Smith a la banda, un año más tarde los británicos hacen debutar su doceava placa: Brave New World y de allí a la fecha han vuelto a tener el mundo a sus pies, vendiendo millones de copias de cada uno de sus discos (nuevos, antiguos, antologías y DVD's en vivo) y llenando estadios en todo el mundo, pero muy especialmente en las grandes capitales de Sudamérica: Santiago, Buenos Aires y Sao Paulo.

martes, 31 de julio de 2012

En streaming: nuevos temas de DOWN, Threshold y The Darkness

De cara al lanzamiento de un mini álbum, advance de su cuarta placa (la primero en cinco años), los pesadísimos DOWN adelantan una pequeña joyita titulada "Witchtripper", fiel al estilo sludgy-doom-sabbático de la banda. El nuevo EP, titulado DOWN IV Part I - The Purple EP saldrá a la venta el próximo 18 de septiembre y constará de 6 nuevos temas, entre ellos el aludido y que puedes escuchar íntegramente bajo estas líneas.

Los prog-metaleros británicos Threshold, lanzaron hace un par de días en tierra europea su novena placa de estudio titulada March Of Progress (la cual debutará en territorio americano el día 11 de septiembre), el álbum está siendo promocionado actualmente por un single titulado "Ashes", que además de estar disponible en streaming bajo estas líneas, podrás descargar de forma gratuita en el siguiente link.

Por su parte, los también británicos The Darkness continúan promocionando su nuevo álbum Hot Cakes (a la venta en todo el mundo desde el 20 de este mes), por medio de un tercer single titulado "Street Spirit (Fade Out)", y que viste la particularidad de ser un viejo cover de Radiohead, interpretado -naturalmente- de la manera estrafalaria y glamorosa, que sólo los oriundos de Lowestoft conocen.

lunes, 30 de julio de 2012

RETROspectiva: Faster Pussycat - "City Has No Heart" (1987)

 
Cuando era niño (a fines de los años '80), tenía la convicción de que el heavy metal se trataba de un montón de tipos desquiciados y muy drogados, que vestían estrafalariamente con pilchas de mujer, usaban hombreras, se teñían el cabello (que usualmente era largo y aleonado), se pintaban los labios y hacían locuras incomprensibles a mi mente pueril, como era lanzar orina al público en plena función y otras que bordeaban lo satánico, como descogotar gallinas con los dientes. Naturalmente, mi pobre percepción del metal a la edad de cinco o seis años, estuvo harto condicionada por el glam metal y el mito de artistas como Twisted Sister, KISS, Lizzy Borden, Ratt o el mismísimo Ozzy Osbourne, quienes hoy en día parecen de la prehistoria. Lo que hace veinte años choqueaba a gentes conservadoras y gatillaba el miedo de los niños, hoy es objeto de un culto nostálgico y museificado del que los angelinos Faster Pussycat encarnan todos los clichés.
.
La banda, formada en los albores de 1986 por el excéntrico vocalista Taime Downe, los guitarristas Greg Steele y Brent Muscat, el bajista Kelly Nickels (remplazado al cabo de unos meses por Eric Stacy) y el batero Mark Michals, se inclinó desde un principio por un rock pomposo, sexual y agresivo, mezcla de glam, punk, metal y blues, combinación a la que años más tarde se dio el nombre de sleaze. Las influencias de los Pussycat, abarcaban desde bandas míticas del rock duro (Led Zeppelin, Rolling Stones y Aerosmith) a grupos pioneros del punk (The Ramones, Sex Pistols, New York Dolls) y estándares internacionales del glam como Hanoi Rocks, Mott The Hoople y Slade. Al año siguiente de su formación, debutan con el homónimo Faster Pussycat, que pese a ser ensombrecido por el vital Appetite For Destruction de Guns N' Roses (una banda de estilo muy similar), tuvo bastante éxito y logró instalar el clásico "Bathroom Wall" en las primeras listas de MTV y de los charts norteamericanos. En 1989 lanzan un segundo álbum titulado Wake Me When It's Over en medio de un escándalo protagonizado por el batería Mark Michals, quien fuera sorprendido con posesión de heroína y expulsado posteriormente por presiones del sello.

Tres años más tarde, en 1992, Faster Pussycat ponen en circulación un nuevo disco titulado Whipped!, pero a esas alturas algo ha cambiado inconmesurablemente en la escena musical nortamericana, engrosando el conjunto la lista (liderada por Guns N' Roses y Michael Jackson) de artistas despreciados por la Generación X de comienzos de los '90 y tras una campaña de publicidad fracasada para el disco, deciden separarse. El nuevo milenio traerá de vuelta a Faster Pussycat, pero en una versión de rock industrial, liderada por el frontman Taime Downe en compañía de otros mercenarios: una banda que continúa alardeando de excesos, ambigüedades y pornografía, con una fama bastante más reducida que en los '80 y varios números menos grafiteados en el muro del toilette de las orgías rockeras.

domingo, 29 de julio de 2012

ELfeR - Un Monstruo Más (2012) [Descarga Gratuita]

Desde la trasandina ciudad de Bariloche, Fernando Valeria nos hace llegar el segundo álbum de su banda: ELfeR. Se trata de un power trío de stoner rock con aires de improvisación espontánea, tempos psicodélicos y una estela de rock clásico y folk. Si fuera posible pintar su música se parecería probablemente a un cuadro de Thomas Daskam, con todos los elementos mágicos e introspectivos que encierran los parajes del sur del mundo.

Un Monstruo Más es la quintaesencia del stoner o hard rock patagónico, aquel rótulo musical que nació a fines de los '90 con los chilenos Hielo Negro y que en la actualidad posee una considerable base de representantes a ambos lados de la cordillera. Sonidos claramente influenciados por el rock clásico de los '70 y el alternativo de los '90, pero que a la par parecen emerger de la propia tierra, de los árboles, de la lluvia, la hierba, las tejas coloniales, las pintorescas plazas y hasta de las maderas de antiguas iglesias o de los libros de Coloane, Perez Morando y Urretabizkaya, leídos al son de una vela en una noche sin luna.
.
El álbum que hoy te damos posibilidad de descargar es una verdadera experiencia sónica, treinta minutos de buena música comprimidos en diez temas que van desde psicodélicas fondeadas instrumentales, tales como "Maruchito" "Minotauro" y "Anima" a jeroglíficas y alucinadas composiciones como "Circo" y "Luz Mala". Lo bello del stoner rock!
.
ELfeR son:
  • Fernando Valeria (voz y guitarra)
  • Lucas Mitchell (bajo)
  • Estéban Bróccoli (batería)

 
TRACKLIST:
(01) Maruchito - (02) Anima - (03) Ajuste de Cuentas - (04) Circo - (05) Un Monstruo Más - (06) Perspectiva - (07) Luz Mala - (08) Minotauro - (09) Media Tinta - (10) Tue Tue

sábado, 28 de julio de 2012

VIGILANCE: Metal clásico y ocultismo

Directo desde la hermosa y mítica Eslovenia, Katya, responsable del sello Metal Tank Records nos informa del próximo lanzamiento de uno de sus fichajes: la banda de speed metal VIGILANCE.

Se trata de un conjunto peculiar, que combina las formas y el virtuosismo propios del metal tradicional con temas esotéricos que exaltan el ancestral ocultismo ritualista, el cual como es evidente forma parte inherente del folclore y de las alegorías místicas de las sociedades centroeuropeas.

VIGILANCE se formó el año 2010 y a la fecha sólo han lanzado un mini álbum debut titulado Steeds Of Time. Los eslovenos dicen apostar por un "metal salvaje, veloz y oscuro", que en nuestra opinión, bien podría recordar los mejores años de conjuntos como Mercyful Fate y Iced Earth.