miércoles, 13 de julio de 2011

Así será la portada del nuevo álbum de Sebastian Bach

Sebastian Bach no es un tipo que genere gran adhesión en el mundo del metal, al menos en su más amplia base de adeptos: el público masculino. Será por causa de su arrogancia - propia de la era de los músicos maquillados - su porte atlético e indiscutible buena apariencia (elemento menos trascendente, pero que sin duda acercó la música estridente a las faldas y la hizo comercial en los '80) o por el hecho de ser uno de los pocos amigos que aún le quedan al empalagoso Axl Rose.

Nada de lo anterior sin embargo quita que Bach sea hasta la fecha tremendo músico, en mi opinión, uno de los frontman y voces más valorables de los años del hair metal junto con Tom Keifer de Cinderella, Blackie Lawless de W.A.S.P., Stephen Percy de Ratt, Michael Matijevic de Steelheart y desde luego, mi favorito: el inmortal Ray Gillen.


Pese a toda la suma de "atributos plásticos" que en opinión de muchos contrarrestan la ética metalera pura, Bach es ante todo un buen cantante de heavy metal y en cada uno de sus trabajos en solitario reluce dicha preeminencia, con alineaciones de primera en la que han figurado músicos mucho más metaleros que sus pares de Skid Row (tales como "Metal" Mike Chlasciak o Steve DiGiorgio), el nuevo disco: Kicking & Screaming, no será de hecho una excepción, contando en la ocasión con los aportes del experimentado batero Bobby Jarzombek (Iced Earth, Halford, Fates Warning, Riot) y el jóven talento guitarrero de Nick Sterling, mercenario en algunas giras de Steve Vai, Alice Cooper y Jackyl, entre muchos otros.

Kicking & Screaming, placa que consta de 13 temas y 2 bonus tracks estará disponible el próximo 27 de septiembre.

Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

Blog Archive