sábado, 28 de febrero de 2009

Mis 10+: Discos imprescindibles del thrash metal

Para despedir la SEMANA THRASHERA, termino con una revisión muy personal de algunos de los álbumes que considero imprescindibles del género, más allá de que sus artífices también lo sean.

Ya he hecho esta revisión de Mis 10+ otras dos veces, la primera con los clásicos del hard rock y una segunda vez con los imprescindibles del heavy metal, generando opiniones a favor y en contra de ambas selecciones, como sería obvio esperar. En esta ocación es probable que coincidamos en muchos más discos, aunque quizás les llame la atención el hecho de que de diez, tres de mis elegidos son álbumes de Metal Church, por ahí quizás pese mucho mi fanatismo de más de 10 años por la banda, a la que considero una de las máximas instituciones del heavy metal, aunque lamentable (y a la vez afortunadamente para los metaleros de verdad) entre los grupos menos reconocidos comercialmente. Inclúso el mismo nombre de este blog surgió en referencia a los de Seattle, ya que si esta es "la religión del rock pesado", su templo vendría a ser justamente: METAL CHURCH.

A continuación la lista de mis 10+ ordenada en forma cronológica:

MEGADETH - Killing Is My Business... (1985)

Para muchos de los ultra adictos a Megadeth, Killing Is My Business... es por lejos el mejor álbum de los angelinos y de ser así, también vendría a ser, según sus puntos de vista, el mejor disco en la historia del thrash/speed metal, cosa que no comparto, aunque si lo apunté en esta lista es porque lo considero también un álbum superlativo, manual de toda banda que pretenda hacer el más atronador y veloz heavy metal.

De todas formas, en mi opinión muy personal, para mi el mejor álbum de Megadeth no es este, sino Youthanasia, una de las puntas de lanza con las cuales inicié toda mi pasión por el metal el año 97. También le hace la pelea el formidable Rust In Peace, otro que también ocupa un lugar privilegiado entre los fans del conjunto. Pero el hecho de ser el primer álbum de Megadeth, de una banda que ya venía cargada con historia y de supuestos líos o recentimientos con Metallica, le da un sabor especial a este debút tan viejo como yo. Además, ¿quién no lleva en la memoria temazos como "These Boots", "Chosen Ones", "Rattlehead", el formidable "Mechanix" que se conociera años ántes con Metallica o el insuperable "Killing Is My Business..." que da nombre al disco?. Una verdadera cadena de clásicos.

METALLICA - Master Of Puppets (1986)

Si Killing Is My Business... no es el mejor álbum en la historia del thrash metal y otros tantos tampoco lo son, es porque definitivamente Master Of Puppets de Metallica les lleva una incalzable ventaja.

No necesito explayarme mucho más sobre este disco, máximo imprescindible en la fonoteca física de todo metalhead que se precie, porque de hecho tiempo atrás ya había hecho un post relativo al mismo (ver). Master Of Puppets es una dósis de poder que no deja indiferente a nadie, obra maestra del género thrashero, del metal y del rock en general.

METAL CHURCH - The Dark (1986)

A cientos de kilometros del Bay Area y desde una tribuna bastante más humilde que la de los cuatro grandes del thrash (Metallica, Megadeth, Anthrax y Slayer), estos excelsos de "la región de los leñadores", liderados por la guitarra de Kurdt Vanderhoof, nos legaron algunos de los mejores trabajos en la historia del género thrashero.

Se puede decir que The Dark, fue el primer acierto discográfico de Metal Church, sin pretender quitar mérito a su anterior disco homónimo. Pero en The Dark, están concentrados temas que definieron las lineas futuras del conjunto, clásicos como "Western Alliance","The Dark" y la mayor de todas las marcas: "Watch The Children Pray". Un perfecto balance entre el heavy metal tradicional de inspiración británica y el más acelerado y devastador sonido americano.

THE GREAT KAT - Beethoven on Speed (1990)


Hay grandes guitarristas en el rock/metal que mucha gente no sólo no valora, sino que simplemente desconoce, una de ellos es Great Kat, lejos la mina con más groove detrás de una guitarra. Por si sola posee sumados, el virtuosismo de Marty Friedman, lo perfeccionista y complejo de Yngwie y la devastadora velocidad de Kerry King.

Beethoven On Speed es entre todo lo vital que me resulta la discografía de Kat, su álbum más imprescindible, una verdadera clínica que haría vacilar a muchos de aquellos que se piensan diestros en las seis cuerdas. Es docto y metalero, thrashero y neo-clásico, devastador y shred -fusión perfecta de dos formas músicales aparentemente opuestas, pero que sin duda pueden converger a la hora de extremar la complejidad.

ANTHRAX - Persistence Of Time (1990)

No me considero tan fan de Anthrax y apenas retengo algunos datos superficiales o muy básicos de la banda, probablemente porque nunca me eclipsaron del todo, o quizás me falten unos cuantos años para asimilar bien su música, la que sin duda (y esto la hace interesante) puede cuadrarse en la vertiente más descarriada y frenética del thrash metal, hecho que explica porque siempre han sido tan innovadores y hasta han llevado la batuta en lo del crossover, sin ser una necesariamente una banda de grandes fusiones.

Persistence Of Time es en mi opinión uno de los más grandes imprescindibles del thrash metal, puesto que pocos son los álbumes de otras bandas del género que poseen un sonido tan particular. Algo bien hardcore en actitud, pero acompañado de los riffs más atronadores y de una de las bateras más aceleradas y efectivas: la de Charly Benante.

Me gusta también este disco porque en el grabaron por última vez Dan Spitz y Belladonna, desarollando la insuperable sinergia que dió a luz algunos de sus temas más adrenalínicos, copados de lo que llaman el "efecto anfetamina".

METAL CHURCH - The Human Factor (1991)

Sacar cuentas de quien fue mejor vocalista, entre el difunto David Wayne y el flaco Mike Howe, no tiene sentido alguno. No, porque ambos marcaron etapas distintas en Metal Church, tal como ocurrió con David Lee Roth y Sammy Hagar en Van Halen. El ántes pudo ser siempre mejor que el después (o viceversa), pero si miramos en retrospectiva, es fácil percatar que en su paso por la banda, ambos vocalistas dejaron tremendos legados.

The Human Factor, el segundo LP con Mike Howe de frontman, es un disco esencialmente thrashero en la obertura y que luego muta a matices más variados donde el heavy tiene las de dominar. Su mejor marca es la rabiosa: "Date With Poverty", thrash en el sentido más absoluto de la palabra, con una batera que por sí sola te vuela la cabeza y la voz de Howe que amenaza con volarte los tímpanos.

En términos generales, no considero a The Human Factor muy superior a otros álbumes de Metal Church, pero su plus radica en cobijar algunos de los mejores temas de la era Howe, como el mencionado "Date With Poverty", "The Human Factor" que da nombre al disco, "Betrayed" y "Agent Green".

MOTÖRHEAD - 1916 (1991)

Considerar a Motörhead como parte del thrash metal, es simplemente una mención honrosa, pero ciertamente no existiría el género del thrash/speed de no ser por estos agresivos hard rockers, pioneros en fusionar los riffs pesados con la actitud punk.

El noveno título de esta banda, fué para mí el tercer disco que compré de ellos hace ya bastantes años y que contrastado con las dos reliquias que había adquirido ántes: el Overkill y On Parole, fue un salto que en su momento me pareció radical, aunque como comprobé posteriormente, al menos en esencia, Motörhead siguen siendo los mismos de un principio.

Con el tiempo me hice de toda la discografía de los británicos y aún así 1916 siguió siendo mi disco favorito, probablemente por ser más variado dentro de la monotonía típica de esta banda. Con temas clasificables en el hard rock como "Angel City" y "Nightmare-Dreamtime" (con la colaboración de Ozzy), lo thrashy de "One Sing The Blues", "I'm So Bad (Baby I Don't Care)" y "Make My Day", la más punketa "R.A.M.O.N.E.S"., la sensibilidad de "Love Me Forever" o el toque reflexivo de "1916".

SLAYER - Diabolus In Musica (1998)

Desenfrenado y brutal.- Así es como debe sonar "el infierno hecho música" y Slayer, la banda de nuestro gran Tom Araya, fue uno de los primeros conjuntos en desentrañar tan incomulgables sonidos.

"Overt Enemy", "Perversions of Pain", "Bitter Peace" y en particular "Love to Hate", son temazos que uno siempre lleva en la memoria, porque su dósis de odio nos estímula dirigirlos a nuestros peores enemigos y quizás hasta sumarnos a esa cólera pagana donde nada marcha de acuerdo a lo correcto. Después de todo se trata del infierno hecho música, de Don Sata con su tridente empujándonos al lado oscuro, a aquellos parajes menos amables del sentir humano.
.
METAL CHURCH - Masterpeace (1999)


Después de un largo paréntesis desde el Hanging In The Balance, en 1998 Metal Church volvían a nacer, reencontrándose con su hermano pródigo: David Wayne. Fue Masterpeace el disco que selló el encuentro y con metal del mejor nivel, aunque lamentablemente esta banda reformada no duraría unida hasta un próximo LP. Siete años después, la inesperada muerte de Wayne, derrumbó toda esperanza de un nuevo reencuentro.

Desde el Masterpeace en adelante, los álbumes de Metal Church se vuelven cada vez más interesantes, siendo en la actualidad Ronnie Munroe, complemento perfecto de una banda que jamás podrá quitarse al fantasma de David Wayne, pero que por lo mismo insisten en rememorar a los MC de los mejores tiempos, en un espaldarazo definitivo a nuevas tendencias y sonidos.

De Masterpeace siempre me parecieron excelsos temas como "Into Dust" y "Faster Than Life", que desde luego entran a engrosar también la lista de clásicos de Metal Church.

MURO - Corazón de Metal (2001)


Quinto álbum de los españoles MURO, banda de gran trayectoria, pero que se conoce pocazo en nuestro país (Chile), aunque me consta que los pocos que sí los tienen en sus listas, hace rato ya son fanáticos, e inclúso hay también por ahí, un par de bandas tributo.

Corazón de Metal conjuga todos los elementos que debe tener el buen metal en español, alcanzando excelencia en lo instrumental y con un buen norte en lo lírico, en temas que profundizan desde la épica metalera más ochentera (acero, metal, espadas, batallas) a la crítica social, el desamor y distintas reflexiones introspectivas.

Un disco para escuchar con detención, una primera vez para absorverlo musicalmente y una segunda para interpretarlo en toda su dimensión lírica.

.

Otros 20 discos imprescindibles del thrash

  • AGENT STEEL - Unstoppable Force
  • AMEBIX - Monolith
  • ANACRUSIS - Suffering Hour
  • ANNHILATOR - Alice In Hell
  • BATHORY - Requiem
  • CRIMINAL - Victimized
  • D.R.I. - Crossover
  • EXCITER - Violence and Force
  • FLOTSAM & JETSAM - My God
  • HEATHEN - Recovered
  • HIRAX - New Age of Terror
  • METALLICA - Kill 'em All
  • MORDRED - The Next Room
  • PANTERA - Vulgar Display of Power
  • SEPULTURA - Roots
  • SLAYER - Reign In Blood
  • SU TA GAR - Homo Sapiens
  • TESTAMENT - The Ritual
  • VENOM - Posessed
  • VOIVOD - Killing Technology

:::

3 comentarios:

maqui dijo...

lo mio no es mucho el trash metal pero vamos a ver que buena musica has puesto aqui, a mi me molan mucho los primeros cuatro disquillos.

Anónimo dijo...

excelente recopilacion, es un suma y sigue de buenos clasicos en que permiteme decirte coincido completamente contigo..creo eso si que me falto leer comentario de otros favoritos mios como dark angel o de kreator, pero solo lo digo para acotar.

me dejo profundamente agradado tu espacio, consistente y hecho de puro metal.
saludos desde barranquilla.

MARIO E.

Michel dijo...

No entiendo cómo no está Sodom, para mi lejos la mejor banda trash...

Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

Blog Archive