martes, 16 de septiembre de 2008

The Cosmos Rocks, presente

Filtrado ántes de tiempo, no me aguanté la espera y hoy le heché una primera oídita al nuevo disco de Queen que de paso me despejó las dudas y hasta me dejó pensativo, ¿por qué?, sigan leyendo estas líneas.

En general The Cosmos Rocks es un disco bastante "easy listening" y de plano eso ya preocupa un poco, a pesar de que estamos frente a una de las bandas más manoseadas en el mundo de la música. Un nuevo disco de Queen, pero que de 14 temas, al menos en 11 se le hecha de menos a ciertos elementos que hicieron de este, un conjunto único, de sonido híbrido, pero a la vez inconfundible.

Mucho más cercano al hard rock primitivo de Free, Bad Company y The Firm (las viejas bandas de Paul Rodgers), se revive ese viejo conocido y muy pasado de moda, sonido bluesero de principio de los setenta. Que si bien no va mucho con los tiempos que corren, todavía aporta algo de magia y no lo voy a negar yo, un seguidor absoluto de grupos como Foghat, Grand Funk, Mountain, James Gang o los propios Led Zeppelin. El problema está en que siguiendo esa fórmula, más se termina hechandole de menos a Queen y lo complicado o lo triste es que "esto es Queen", pero a ratos no lo parece.

Aún así en contados temas, pretenden acercarse efectivamente a los Queen clásicos de aquella misma década gloriosa de los setenta, aunque claro, bastante lejos de los complejos shreds y pasajes avant-garde o progresivos que uno más valora de un Queen II, para acercarse en cambio y de forma menos pretenciosa a ciertos temas más poppy que sonaron en A Night At The Ópera, A Day A The Races o en News of The World. Al Queen ochentero y de principio de los noventa, se le hecha completamente de menos y casi nada te los trae al recuerdo.

Pasemos ahora a los temas:

"Cosmos Rockin'" : Simpleza absoluta, como en general la de todo el disco, es el tema que da nombre al álbum. Un rock and roll de vieja escuela, pero no un revival al estílo Crazy Little Thing To Love, sino más bien un viejo hard rockin' y medio camino entre el rollicking de Mott The Hopple y la fiereza básica de Cactus. Clásico absoluto en su género y que por lo menos deja un buen sabor de boca.

"Time To Shine" : La intro te hace pensar y hasta jurar que lo que sigue será una balada coral-operística al más puro estílo de Somebody To Love, pero nones, es un tema muy similar a Feel Like Making Love de Bad Company. La primera vez de tantas en este disco, que nos topamos con los tópicos bluesy de los setenta.

"Still Burnin'" : Sinceramente aprecio el blues y es totalmente cierto que si amas el hard rock, llegas a un punto en que no te desprendes del blues, es como la mantequilla en el pan. Pero uno no está acostumbrado a escuchar estas sonorides aparejadas a Queen, probablemente porque Queen como dije en el post anterior, fue una de las primeras bandas en pulir de su música aquellos sonidos, para caer ahora en esta especie de revival, es muy raro. Still Burnin' es otra pieza de hard rock vetusto, blusero y hasta simplón, la guitarra de Brian May aporta energía y Roger Taylor efectivo, pero poco estimulado llega a ser hasta aburrido en los coros. En general un tema muy Grand Funk, rarísimo para Queen.

"Small": Es la primera balada, un tema simple pero efectivo, muy clásico. Para variar tiene más que ver con la música de Paul Rodgers que con la de Queen, un bluesy-folk de aquellos que Free llevó a las radios en los buenos tiempos de Paul Kossoff, es digno hasta de grupos como Oasis y más hacia el final, me recuerda un resto a los patéticos de U2, aunque prefiero obviar esa comparación.

"Warboys": Más hard rock del viejo y bluesero, a la Bad Company. Sin duda estos sonidos son inestimables, pero ¿que cresta tienen que ver con Queen?, a estas alturas del disco eso es lo que uno más se pregunta.

"We Believe": Otra hermosa balada rítmica, interesante, pero hasta aquí nada es Queen.

"Call Me": Porfin algo se acercan, pero este más parece un remedo de la música de Queen, que una canción de Queen. Es por cierto uno de los temas más bajos del disco, pero viene a representar ese pequeño paréntesis que había en cada álbum de Queen, está entre Sleeping on the Sidewalk y You're my best friend, porque al final algo de encanto tiene al sonar esos inconfundibles sonidos de la Red Special del período más clásico de la banda.

"Voodoo": Más bluesy, como si en cinco de los temas anteriores no fuera suficiente.

"Some Things That Glitter": No estoy seguro, pero esta me suena como toda una composición de Brian May. Porfín otro tema que se acerca más a Queen, resulta ser otra balada, pero con toda la progresividad hermosa de esa invaluable guitarra. Sería como un tema más de Another World.

"C-Lebrity": Uno de los dos singles de enganche y que ya había comentado varios meses atrás cuando fué presentado en un programa de la televisión británica. Sin duda este vendría a ser el nuevo "All Right Now", más en la línea de Free/Bad Company porque pocazo tiene que ver con Queen, que hasta este disco desarrollaban un hard rock mucho más cool que el de todas las bandas por las que ha pasado Rodgers. C-Lebrity es bastante pobre comparado con a un I Want It All, Headlong, Hammer To Fall, Hitman y en general todos los hits hard rockeros de Queen en los ochenta. Pero claro, esos eran también otros tiempos.

"Throught The Night": Más lento que el doom y más retro y aburrido que el rockabilly, ¿que esperaban?, más bluesy por supuesto. Aburrido.

"Say It's Not True": El primer single ultra anunciado del Cosmos Rocks, más viejo que el hilo negro y que ya habiamos visto en el DVD de Return To The Champions hace tres años. ¿Será porque abre con la hermosa voz de Roger Taylor y sigue con la más aflautada de Brian May? o ¿será quizás porque me recuerda verdaderamente a esos Queen que hoy no existen?, quizás que será, pero en mi opinión este no deja de ser el mejor tema de todo el disco, el mejor. Sólo faltó que cantara Freddie Mercury, 1 de 14 compadre!! no está tan mal ¿o sí?

"Surf''s Up... School's Out": Con una intro que recuerda descaradamente a Now I'm Here del Sheer Heart Attack, este es otro de los temas con cierto aire nostálgico de Queen y que estoy seguro debió haber compuesto Brian May. No es un mal tema, en lo instrumental al menos, porque en lo lírico, ya el puro nombre no convence mucho. Le quedaría de perilla a los Beach Boys y a otros clásicos del perímetro californiano, pero en una banda de la fría Inglaterra como que no pega mucho. Y por cierto, hasta Alice Cooper se extrañaría de ese School's Out... no, lo más probable es que de estar vivo Freddie Mercury, Surf's Up... School's Out, habría funado ántes de llegar a ser una pista de estudio.

"Small (Reprise)": Un final armónico.

"Runaway": El único tema que aún no ha sido escuchado, habrá que esperar hasta el debút oficial del disco.

::::

Conclusión : Con el dolor de mi alma, admito que a pesar de tratarse de mi banda favorita, esta vez no me convencieron tanto. Tal vez porque al fin y al cabo se trata de otra banda y no de los verdaderos Queen y esto te lo recalcan. Paul Rodgers no puede, ni tiene porqué modificar su registro o nivelarse con Queen, aunque Taylor y May si lo hicieron con él, para lamentablemente brillar bastante menos que en los tiempos de Freddie Mercury, el vocalista que explotó al máximo sus capacidades. Se extraña por ende todo lo que podía haber dado Brian en su guitarra, esos intricados solos, algunos matices de heavy metal, hard rock o al complejo y hermoso rock progresivo que luego de varios años habían recuperado en Innuendo.

Salvo Say It's Not True, es una verdadera lástima que ni el batero ni el guitarrista se atrevieran con algún tema en plan de vocalistas, pero como voces secundarias tampoco funcionaron mucho. Definitivamente esa era una veta más explotada por Freddie Mecury.

En resumidas cuentas, The Cosmos Rocks es un disco de rock parejo, clásico, pero más clásico que Queen inclúso, bluesero como ningún otro en la discografía de la banda y a ratos más parecido a la música de grupos pioneros del hard rock que a toda la onda ochentera que Queen precursó. No digo con todo esto que sea un mal disco, sólo que a mi al menos, me costará un buen tiempo digerirlo.

3 comentarios:

metalgirl dijo...

Tu lo has dicho mi estimado ZAMIR, es un buen disco pero no es Queen, para empezar me gusto que se llamen Queen + paul rogers porque me suena como un acto de respeto a Freddie Mercury y por otro lado el disco me gusto porque me parecio refrescante su sonido, facil de digerir y bueno, pero debemos asumirlo, sin Freddie es distinto, pero no es malo, un saludo y abrazote

stoneresk dijo...

Tienes mucha razón Nancy... después de escucharlo unas 3 o 4 veces, llegué a la conclusión de que sí es un buen disco, aunque al ser tan revivalista, justamente no me pareció tan refrescante, que era lo que yo esperaba y lo que siempre se ha esperado de un grupo como Queen. Tal vez la banda ya debiera pensar en cambiar su nombre por Paul Rodgers + Queen, la lógica inversa, ya que Queen pasaron a ser los músicos de compañía de Paul Rodgers y no al revés como debió haber sido.

A pesar de que el disco no es en nada despreciable, me anduvo faltando el glam y las melodías cuidadas y hasta el metal y la sensibilidad más pop si se quiere, sin todos esos elementos, esto definitivamente no merecía llamarse Queen, mejor llamarlo Paul Rodgers y compáñía nada más.

Saludos amiga y gracias por visitarme aquí.

Anónimo dijo...

large fat mature lesbian kinky lesbian pornstars black lesbian young teens nude chubby lesbians jpg free lesbian licking photos alison krauss a lesbian could i be a lesbian

Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

Blog Archive