domingo, 7 de diciembre de 2014

Phil Lynott y su oda al hombre negro


Solo In Soho (1980), primer álbum solista del gran Philip Lynott, es probablemente superior a unos cuantos álbumes de Thin Lizzy. En él las influencias de la new wave y el post-punk ganan terreno al hard rock, amoldándose mejor a la poética compositiva de Lynott, decantado en aquellos años por el estílo más mainstream de sus compatriotas y amigos: Midge Ure y Bob Geldof.

Emblemáticas piezas como "Dear Miss Lonely Hearts", "Yellow Pearl" y "Jamaican Rum" dan color a un generoso album de pop-rock que supera apenas los treinta minutos de duración. Otra canción que no pasa desapercibida es "Ode to a Black Man", pauteada en el ritmo por una poderosa línea de bajo y los contundentes riffs de Scott Gorham, acercándose mucho más al repertorio hard rockero de los Lizzy.

En cuanto a letras, "Ode to a Black Man" es un sentido tributo étnico por parte de Lynott a sus más destacados congéneres raciales, varios de ellos -como es el caso de Jimi Hendrix- influencias patentes en su música. Destacan los nombres de: Mohammed Alí, Malcolm X, Martin Luther King, Jimi Hendrix, Robert Johnson, Bob Marley, Robert Mugabe, Joshua Nkomo, Jomo Kenyatta y Haile Selassie... el black power inmortalizado en la voz de uno de los más grandes genios musicales de todos los tiempos.

Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

Blog Archive