sábado, 4 de abril de 2009

Un sueño cumplido: La impecable presentación de KISS en Chile!

Lo esperábamos y así fué; KISS abrió ayer en el estadio Bicentenario de La Florida, el tur que los llevará a recorrer una vez más Latinoamérica, con una jornada de rock, luces y pirotecnia que pasará a la historia y quedará mucho tiempo en el recuerdo de los miles de asistentes que pudimos ver por fin en acción a uno de los mejores conjuntos del hard rock mundial, aquellos que engendrados en la década del glam y del heavy metal clásico, han enseñado por cási 40 años el camino a todas aquellas bandas cuyo producto traspasa las barreras del estudio, logrando mayor espeldor sobre los escenarios, con toda la teatralidad y efectos que suele acompañar a los grandes artistas, desde Rob Zombie a Craddle Of Flith, pasando por Marilyn Manson, Mötley Crüe, W.A.S.P., etcétera.

Desde un principio, no me pareció sin embargo, que el estadio oficial del Audax Italiano fuera el mejor recinto para recibir a unos maestros de la talla de KISS, conocidos por desplazarse por grandes infraestructuras y llevar la ilusión por igual a los sectores VIP, a las gradas, la galería, cancha, etcétera. Sin embargo y muy a pesar de que las pantallas gigantes (irónicamente) eran minúsculas, no me pude quejar de mi posición a menos de 40 pasos del escenario, posición que paulatinamente fuimos abandonando presionados por la olla humana y buscando algún sector de mayor tranquilidad desde donde capturar las imágenes.
.
Hacia las 20:00 hrs el Estadio estaba lleno y tras una aturdidora espera de 1 hora y algo más, aparecieron unos teloneros por decirlo suave: "bastante mediocres" llamados Racimo, totalmente anónimos para mí como para la mayoría de los presentes y que desarrollaban un estílo que a juzgar por los primeros temas era bastante ajeno a KISS, para lo que mejor hubiera abierto algún grupo de buen heavy rock y más consolidado como Wharenaldo, Silverjack o DamaJuana, en fin, la lista es larga. Pero los tipos se defendieron regalándonos versiones del "Higway To Hell" de AC/DC y el "Fear of The Dark" de Maiden, para luego de otra larga espera, darle finalmente el pase a los dioses de la jornada.

Y tocaron finalmente KISS a eso de las 21:30, el tema de apertura fué -y cómo no- "Shout It Loud", precedido de la histórica presentación de la banda en los conciertos ("You wanted the best, you got the best, the hottest band of the world: KISS") y luego de echar abajo la cortina, para que Paul Stanley fuera el primero en ser aclamado por el público, al que saludó en su imperfecto español.

Luego de "Shout It Loud", un temazo tras otro llevó a todo mundo a la euforia, entre saltos y empujones se me hizo imposíble hacer alguna buena toma, aunque de hecho, al igual que en el concierto de Queen el año pasado, tampoco pretendí perder mucho tiempo en eso. Mi primer objetivo era absorver y vivir al máximo una fiesta del mejor rock a manos de uno de los conjuntos históricos, que si bien no cuenta entre mis bandas favoritas, es de los primeros y más valorados grupos con los que me abrí a las fronteras del metal y de ahí a todo el espectro relativo.
.
Y como pocos sobrevivientes del rock de los setenta, Kiss se encargó de recordarnos todo su ecumenismo musical, paséandose por la diversidad de sus clásicos, desde la metálica "Parasite", a la más disco y bailable "I Was Made For Loving You", con un entremés de clásicos ochenteros y algun que otro tema que yo jamás esperé escuchar en vivo, sobretodo "Lick It Ut", hit de la era "sin maquillaje" y que por lo general no es muy recurrente en los conciertos de Kiss.

Los himnos "Rock and Roll All Nite", "Black Diamond", "Love Gun" y "Detroit Rock City" (dedicado en la ocación a Santiago), como cabe de cajón, marcaron momentos determinantes de la presentación, un estallido de papeles voladores para "Rock and Roll All Nite", el vuelo desde el escenario hacia una torre de Paul Stanley en "Love Gun" y el eufórico y definitivo cierre con "Detroit Rock City" luego del cual la gente se retiró en órden, muy conforme y visiblemente emocionada.

Una, dos y hasta tres generaciones de rockers y metaleros a quienes se nos regaló dos increíbles horas de concierto, con un Gene Simmons y Paul Stanley que no parecen abatidos por los años e hicieron sonar fuerte sus respectivos instrumentos y hasta con algunos flirteos funkys en la guitarra de Stanley (que también improvisó el "Stairway To Heaven" de Led Zeppelin), tremendos solos de Tommy Thayer y Eric Singer y el infaltable número de Simmons salpicando sangre con su lengua de lagarto y volando a lo más alto de la tarima.

Un sueño más cumplido. Sin duda KISS saben honrrar su título del mejor espectáculo en vivo. Lectores de Latinoamérica, les aconsejo que desde ya vayan comprando su entrada!.
.
video
Solo de Eric Singer

3 comentarios:

Anónimo dijo...

no tengo palanbras para expresar toda las emociones de ayer, conciertazzzzzooooooo

zero the hero dijo...

con el de maiden yo pensaba que iba a quedar pagado pa todo el año pero despues de kiss ya no hay que lo supere

javier dijo...

la banda de los grandes conciertos...increíble... saludos a toda la kiss army

Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

Blog Archive