viernes, 22 de abril de 2016

Veteranos del metal se suman al legado de Thin Lizzy


Phil Lynott: bajista, compositor y el alma de Thin Lizzy falleció el 4 de enero de 1986, a causa de complicaciones generadas por su adicción a la heroína y otras drogas duras. Fue uno de los músicos más influyentes en la historia del rock y su inspiración transversal a grupos tan diferentes como Iron Maiden, Def Leppard, Metallica, Bon Jovi, Black Flag, U2 y Smashing Pumpkins por sólo mencionar unos cuantos.

Tristemente, en sus 15 años de trayectoria (1969-1984) Thin Lizzy no lograron consagrar comercialmente su carrera como merecían. Fueron eso sí el primer gran grupo reconocido de Irlanda, antes de que la gente comenzara a darle crédito al imbécil de Bono (U2), quien como poeta, como compositor y como humanista no llega ni a los talones a la figura de Lynott. 

Pero el tiempo sana todas las ingratitudes y es así como en los últimos diez años, el rock le ha hecho justicia a Thin Lizzy, volviendo a rememorar sus clásicos en las radios y por medio de los grupos tributo y revivals como Slough Feg o los propios Black Star Riders, banda que emergió del recuerdo de Thin Lizzy en el 2o12 y entre cuyos componentes destaca el gran guitarrista Scott Gorham: único miembro de Thin Lizzy en aquel combo.

Este año Black Star Riders (que en vivo nunca han dejado de tocar los himnos de Phil Lynott) vuelven a trajearse con el logo de Thin Lizzy para lo que será una extensa gira por Europa y Norteamérica. Se suman al tributo dos tremendos músicos: el bajista de Aerosmith, Tom Hamilton y el batero de Judas Priest, Scott Travis. 

Los chicos están de vuelta, en la ciudad del rock 'n roll.

Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

Blog Archive