lunes, 21 de mayo de 2012

RETROspectiva: The Jimi Hendrix Experience - "Ezy Rider" (1969)

 

El heavy metal, música desprendida de la evolución del blues y de la psicodelia de finales de los '60 es sin duda que valga, un estílo que debemos a los aportes del artesano Jimi Hendrix, cultor de acordes extraordinarios y formas musicales, situadas en la más absoluta convergencia entre la mente y el alma: entre la técnica y el sentimiento. Es por esta razón que a 41 años de su muerte, las canciones de Hendrix no nos parecen fuera de tiempo ni de épocas tan remotas, la escuela de riffs fundamentales de donde proviene todo el bagaje de los grandes guitarristas del hard rock y heavy metal de los años '70 y '80, revivalistas como Lenny Kravitz y Ritchie Kotzen y hasta estándares del nuevo rock como Matthew Bellamy de Muse.
.
Pese a ser el heredero natural de los grandes íconos del blues americano, Hendrix no se detuvo en las formas tradicionales y direccionó su espíritu musical hacia nuevas búsquedas. Junto a The Experience incursionó tanto en el rock duro como en las sendas más rítmicas del r&b, soul y funk, llegando inclúso a fusionar ambos sentidos musicales (distorción y ritmo) al punto de reconocérsele como padre del funk-rock. Temas como "Suspicious", "Crosstown Traffic", "Fire" y "Freedom" atestiguan dicho fundamento, como así mismo la gran obra de arte titulada "Ezy Rider" (en honor a la película de Peter Fonda), pionera en aunar sonidos del funk con el naciente heavy metal, fórmula que querrá ser replicada por conjuntos como Grand Funk, Mahoganny Rush, Queen e inclúso Black Sabbath (en "N.I.B.") en el curso de los años '70.
.
Siendo el rock pesado nuestra religión, Jimi Hendrix y The Experience vendrían a ser algo así como Dios, un primer paso en la cadena evolutiva del heavy metal, elementos fundamentales de nuestro propio Big Bang. Es nuestro deber honrrar al tipo que nos legó los mejores riffs de la historia, el mayor espectáculo en vivo sobre los escenarios (con rituales chamánicos, quema de guitarras, destrucción de amplificadores, etcétera) y que hizo del rock una música ampliamente universal, más allá de los topicismos absurdos y del blancocentrismo que continúo mermando libertades civiles a la gente de color en los Estados Unidos de los '60 al mismo tiempo que Hendrix se convertía en héroe de la contracultura hippie. No es una exageración por tanto decir que fueron Jimi Hendrix, Malcom X y Martin Luther King los responsables de suprimir dicha impronta racista.

Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

Blog Archive