lunes, 16 de julio de 2012

RETROspectiva: Def Leppard - "Answer to the Master" (1980)



Siempre que se hace mención de la Nueva Ola del Metal Británico (NWOBHM), se nos vienen a irremisiblemente a la cabeza los nombres de conjuntos como Iron Maiden, Saxon, Motörhead, Venom o en última instancia Mercyful Fate, grupos que en definitiva pulieron el heavy metal, influenciando y presionando hacia el otro lado del Atlántico la germinación de un subgénero mucho más corrosivo: el thrash, que asimiló de aquella ya vieja ola del metal británico, toda su destreza instrumental, los ritmos acelerados y la postura punk. La NWOBHM fue, sin embargo, mucho más que una progresión lógica del metal embrionario británico o la reacción natural del rock pesado al estallido y asenso comercial del punk rock, el fenómeno se alimentó también de las influencias del glam rock y concluyó su evolución, sumado a ello la gran impronta que ejercieron conjuntos de la era dorada del hard rock, tales como Led Zeppelin, Deep Purple, Queen, Thin Lizzy, AC/DC y The Who, influencias transversales en gran parte de las bandas asociadas a la NWOBHM.

Toda esta sumatoria de antecedentes e influencias, hizo de la NWOBHM una etiqueta musical demasiado heterogénea, hecho que nos resulta fundamental a la hora de explicar la enorme distancia manifiesta entre los grupos, algunos de los cuales inclinaron la balanza hacia el sonido punk (Warfare, Motörhead, Atomkraft, Robespierre), otros al hard melódico y glam (Stampede, Heretic, Def Leppard, Tygers Of Pang Tang, Heavy Pettin'), los menos hacia fórmulas art-rock (Golgotha, Omega, Agony Bag), mientras los restantes sembraron nuevos caminos de evolución para todo el género metálico: tal es el caso de Iron Maiden y Saxon que junto con Rainbow y Ronnie James Dio son artífices del llamado "epic metal" (preámbulo del power metal), así mismo -desde su particular movimiento- el ácido power trío de Newcastle: Venom, sentó las bases del black metal y de todo el metal extremo ulterior. Sin embargo, ninguna otra banda de la NWOBHM obtuvo igual fama y renombre que los ilustres hijos de Sheffield: Def Leppard, por lejos el conjunto más vendedor del circuito y quienes dieron impulso a todo el fenómeno del hair metal, estilo que capturó buena parte del mainstream ochentero (incluyendo a la primera generación MTV), tras haber influenciado a toda una gama de artistas glamorosos como Bon Jovi, Europe, Cinderella, Poison y Tesla, que proliferaron a ambos lados lados del Atlántico.


Pese a que los primeros dos álbumes de Def Leppard son una pasada del más puro heavy metal, con el paso del tiempo, las melodías corales, los tres acordes y los solos estridentes se fueron imponiendo en la estructura de sus canciones, al punto de hacerse más apropiadas comparaciones con sus influencias setenteras: Sweet, T. Rex y Queen que con cualquiera de sus pares de la NWOBHM. Como pocas también, la historia de Def Leppard ha sido un verdadero carrusel de eventos y un registro de triunfos, tragedias, pérdicas y reinvención constante que no viene al caso delinear en esta RETROspectiva. Hoy nos limitamos a recordar un clásico de sus metálicos comienzos: "Answer to the Master", penúltima pieza de On Through The Night de 1980; un álbum hecho a pulso y corazón por unos muy jóvenes, alocados y marginales Steve Clark, Joe Elliot, Rick Savage y Rick Allen, además del desterrado guitarrista Pete Willis. Por aquellos años otra banda del montón, aunque con mucha garra y fe depositada en el destino, que bien hicieron notar en su ambicioso single "Hello America" presagio de la futura conquista del mercado estadounidense y mundial.

Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

Blog Archive