lunes, 19 de diciembre de 2011

RETROspectiva: King's X - "Mission" (1989)



Sin lugar a dudas, los estadounidenses King' X, son una de las bandas más interesantes, pero a la vez de las menos alumbradas de la temprana escena del metal progresivo de mediados y fines de los '80. El power trío épico, constituído hasta la actualidad por el bajista afroamericano Doug Pinnick, el virtuoso de la guitarra: Ty Tabor y el baterísta Jerry Gaskill, se cuadró en 1980 para desarrollar un rock melódico basado en sus principales influencias: The Beatles y Queen. Tres décadas más tarde son reconocidos como una de las bandas icónicas del metal progresivo y como grandes exponentes del hard rock, e inclúso hay quienes le cuelgan el epígrafe de ser los verdaderos padres del grunge y de la patria alternativa del rock, ya sea por su intención de afianzar la música de los '60 con el metal o por la composición espiritual de Ty Tabor, que le ha valido además a King's X, una confusa consideración como sectarios del rock cristiano.

En cierto modo, cada una de las valoraciones antes mencionadas tiene algún asidero, aunque por cierto, en contraste con la personalidad del conservador y místico Ty Tabor, el otro pilar importante de la banda: el bajista Doug Pinnick, se ha declarado en más de una ocasión agnóstico y ha reconocido abiertamente su homosexualidad, elementos todos que hacen de esta agrupación una verdadera democracia musical, donde ninguna defensa valórica tiene desprecio y ningún elemento sónico es desestimado: ya sea el pop/rock meloso de The Beatles, Animals o The Police, el hard rock clásico de Queen, KISS, Zeppelin, Boston, Def Leppard o Thin Lizzy, el prog de YES, Rush, Marillion y Asia, el metal de Sabbath, Maiden, UFO e inclúso Metallica o el groove funky de Eddie Hazel, Sly & The Family Stone y Funkadelic. Cada una de las mencionadas, una manifiesta influencia a lo largo de su extensiva y vital discografía.


King's X es una de tantas bandas imprescindibles, que probablemente no veamos jamás nominada para ingresar al Salón de la Fama del rock. Pese a ello, le sobran atributos para obtener tan importante reconocimiento: treinta años en la música y con una formación inalterable, consistente además en virtuosos y reconocidos instrumentistas, doce álbumes de estudio, canciones con contenido reflexivo, universal y humanista (como la destacada en esta RETRO, perteneciente a la tercera placa: Gretchen Goes to Nebraska) y una posición de vanguardia en la cronología musical del rock, que les genera ser considerados como impulsores de varios movimientos, más allá de la simplista, común y limitada etiqueta del metal progresivo. En síntesis, vale más un solo King's X que 10.000 Green Days.

Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

Blog Archive