lunes, 25 de junio de 2012

RETROspectiva: KISS - "Parasite" (1974)



KISS es sin necesidad halagos, la banda más imprescindible que salió de Norteamérica en los años '70, principales reclutadores de sectarios para los tropeles del heavy metal. Básicamente no debe existir rockero (mucho menos metalero) que se precie de tal, sin conservar en su fonoteca algún CD, casette o vinilo de la banda, a razón de que han sido también uno de los principales fenómenos comerciales en la historia del rock, tanto por sus atributos musicales como pictóricos, a medio camino entre el bondaje (sado-vestimenta) y el comic.

Rockeros duros, pero con un lado amable, agresivos a la vez que románticos y sensuales, KISS encarnan todas las ambigüedades del glam y ahondando sobre esa ambigüedad se rumorea inclúso que el nombre KISS más que la transcripción inglesa de "beso", apuntaría a las iniciales ocultistas de "Knights In Satan Service" (Caballeros en Servicio de Satán), un mito tan viejo como la propia banda y que les aporta un cierto misterio que bien supieron canalizar hacia su gran imperio económico, dado que toda la imaginería KISS es "grito y plata". Los orígenes de KISS se remontan a comienzos de los '70 a un conjunto de rock-country llamado Wicked Lester en que formaron parte todos los miembros fundadores de la futura banda: Gene Simmons (bajo/voz), Paul Stanley (voz/guitarra), Ace Frehley (guitarra/voz) y Peter Criss (batería), en compañía de otros forajidos que la historia quiso olvidar. En 1973 los escindidos de Wicked Lester dan vida a KISS y un año más tarde lanzan al mercado un álbum homónimo, en el que destacan cinco tempranos clásicos: "Strutter", "Cold Gin", "Deuce", "Black Diamond" y "Firehouse". La música del nuevo conjunto es una seductora mezcla de glam, pop/rock, hard rock y heavy metal, con los elementos estéticos de Alice Cooper y la energía de bandas como New York Dolls, Mott The Hoople y Sweet.

El mismo año de su debút discográfico, lanzan una segunda placa titulada Hotter Than Hell, con un sonido algo más pesado, endosable a sus también influencias: Black Sabbath y Grand Funk. "Parasite" es por lejos el tema más metalero del álbum: tres minutos de poder que hoy revivimos en la presente RETROspectiva. En las siguientes tres décadas la música de KISS invadirá de rock el planeta, por medio de una seguidilla de álbumes exitosos, que figurarán varias veces en los primeros 100 puestos del Billboard. Nada escapa a la sed de KISS por liderar el mainstream: periodos con y sin maquillaje, coqueteos con la música disco/funky en el álbum Dinasty de 1979, con el AOR en Unmasked (1980) y Lick It Up (1983) y el grunge metálico -a lo Alice In Chains- en Carnivals Of Souls (1997) y hasta una revisita de sus grandes clásicos en formato acústico (1996) para el ciclo MTV Unplugged o en compañía de la orquesta sinfónica de Melbourne (2003). Vitales e influyentes hacia todas las variantes del rock (y de lo no tan rock) KISS son una leyenda en plena vigencia, tan activos hoy como hace cuatro décadas y ad portas de lanzar su veinteava placa de estudio: Monster, que de seguro está bastante lejos de ser la última. 

Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

Blog Archive