sábado, 9 de mayo de 2009

Algunas consideraciones sobre Heaven & Hell en Chile, The Devil You Know y mi sábado negro

Todo ha marchado muy rápido desde que la segunda marca de Black Sabbath: Heaven And Hell, anunciara su regreso a fines del 2005. Al año siguiente los veteranos monstruos del heavy metal comenzaron a calentar motores y el 2007 ya daban inicio a una nueva gira, tras 15 años de distanciamiento en que la histórica formación, cerraba con Dehumanizer, el último gran álbum (oficial) de Black Sabbath con Dio en las voces.

Con el regreso a los escenarios, un nuevo álbum, el primero de Heaven And Hell como formación independiente: Live from Radio City Music Hall del 2007, que nos hizo soñar a los sabbáticos-metaleros con ver tocar alguna vez, en nuestros respectivos países, a estos popes del rock, cuya cualidad más respetable es la atemporalidad de su espíritu y de su música.

Pocas cosas hacían sospechar que Heaven And Hell se aventurarían en nuevos temas, o que harían de su música algo más que el repaso de las nostalgias. Sin embargo y como sello de su excelencia indiscutida, 2009 nos trajo el potente The Devil You Know, álbum que con toda seguridad va a figurar en las listas de los mejores discos a fin de año.

The Devil You Know no es simplemente un álbum de metal clásico, sus temas irradian algo más denso y oscuro aún, semejante al doom tradicional de Candlemass, Witchfinder General y Pagan Altar, sonidos un tanto inesperados para una banda siempre más cercana al heavy que a sus distintas vertientes, aunque se hace indudable que tanto la música de Dio como la Black Sabbath puede considerarse transversal a muchas valoraciones en el heavy rock: una influencia fundamental en los terrenos del doom y del stoner en BS o para el epic metal en Dio.

The Devil You Know es un disco sin precedentes, probablemente el mejor que haya tocado la mano compositiva de Tony Iommi, desde el Headless Cross, el que para mí es sin más reparos el mejor trabajo en la extendida discografía de Black Sabbath.

Y sobre The Devil You Know y todo el repertorio de la segunda gira mundial de Heaven And Hell, versó la presentación de los maestros, abriendo ayer en territorio chileno. Una jornada perfecta, que en lo personal pudo haber iniciado mucho mejor, ya que una serie de eventos desafortunados y trabas inesperadas, retrasaron mi llegada al estadio, haciendome perder cuanto menos media hora de concierto.

Aparecí en escena cuando se escuchaban los últimos segundos de "Bible Black", tema punta del álbum The Devil You Know, un temazo de esos que te enamoran a la primera.

A eso de las 9:35 me abrí espacio entre un mar de público, cercándome frente a la pantalla izquierda y en una posición un tanto desventajosa respecto al escenario, aunque como es evidente, no ocurría mucho más sobre él, dado que la parafernalia tipo Kiss, en un concierto de esta naturaleza está totalmente ausente.

Una vez posicionado, lo primero que capturé enterito para el recuerdo en cámara, fué un solo de Vinny Appice que finiquitó uno de los temas del nuevo álbum: "Neverwhere", sino me equivoco. Notable número del batero, aunque más carente de euforia que el solo que desplegó Eric Singer en el pasado concierto de Kiss.


Como el principal motivo de esta gira, es promocionar el nuevo álbum, pocos fueron los viejos y archiconocidos temas que nos regaló la banda de Iommi/Dio. Afortunadamente The Devil You Know no está hecho de temas malos y hasta fue emocionate corear las nuevas canciones, en especial el "Eating The Cannibals", "Fear" y el que tocaron más cerca del cierre: "Follow The Tears", uno de los mejores de todo el disco. De añadido, extendídismos y aclamados solos del "Compadre Moncho", el ídolo de las seis cuerdas: Tony Iommi, con ciertos giños (me pareció) a temas del Dehumanizer, unos pseudos toques de "Tv Crimes" y de "Computer God".

Y para cerrar la jornada, lo que todos esperábamos: temas de Dio y Black Sabbath, tres infaltables como "Die Young", el más trascendental "Heaven And Hell" y la veloz "Neon Knights". Una noche de verdadero metal, que en cuanto a mí: partió muy mal, pero terminó excelente.
El sábado negro lo vivo ahora, con una fiebre hasta la nubes, haciendo cama y arrastrando los mismos problemas que casi me imposibilitaron asistir al concierto. Pero nada importa, porque el Cielo y el Infierno sonaron anoche para mí como para otros diez mil asistentes.
.
Grande H&H
.
video
Fragmento de Heaven & Hell

3 comentarios:

maqui dijo...

genial, pero espero que a estas alturas ya os hayas recuperado de tu sabado negro. saludos desde málaga

stoneresk dijo...

En eso estoy, gracias por las buenas vibras maki... salu2

metalgirl dijo...

Que puedo decir, amo a Dio desde siempre, el material es de lo mejor, un saludo desde Mexico, este blog cada dia es mejor, calidad y conocimiento de lo que se habla, abrazote pa ti

Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

Blog Archive