jueves, 21 de agosto de 2008

Ecos del undergroud: El espíritu oriental canalizado en rock 'n' roll

Para nadie es una novedad la existencia de una escena mesoriental del metal y el rock, no al menos para los que somos metalomaniacos ni para los que se abrieron al espectro a partir de los Metal From The Middle East, un tributo de mi parte al portal Lelahel, la noble misión de Redouane Aouameur.

Sin embargo, el simple hecho de que un grupo de locos árabes formen una banda y se dediquen a emular a sus ídolos occidentales, no es en mi opinión constituyente válido de una escena particular. Hay un elemento que es fundamental y que tiene que ver con el folk, es decir, para que exista realmente una nueva escena y esta no sólo sea algo importado, las bandas debieran incluír necesariamente elementos propios de la música local y fusionarlos con las influencias de la escena mundial. Este que vendría a ser el elemento material, ha sido constitutivo de verdaderas escenas como la del rock latino, anatólico o el j-rock por poner algunos ejemplos.

Pero no basta sólo eso, el elemento material es más que nada una simple añadidura, lo realmente importante es que las bandas desarrollen la música de la que gusten, pero con un mensaje no ajeno a la cultura en la que están inmersas, reflejando un sentimiento compartido por quienes relamente forman parte de las mismas circunstancias históricas, pues esto es lo único que da autenticidad a la música y lo que realmente viene a constituír una escena.

En este sentido, tenemos el mejor ejemplo en bandas nacionales históricas como Los Prisioneros o los Jaivas, los primeros, una versión chilenizada de grupos punky/new wave como The Clash y Buzzcocks y los segundos un grupo de fusión entre la música andina y latinoamericana con el rock psicodélico de los sesenta. Sin embargo ambos fueron adalides juveniles de sus tiempos, porque su música fué inspirada en la realidad del país y el sentir nacional de coyuntura, unos de la frustración y los otros de la esperanza. Grupos muy chilenos al fin y al cabo, que hicieron de trova con variantes del rock, continuando el legado del propio Victor Jara. Ese mismo tipo de inspiración, es la que hace notable hoy a uno de mis grupos favoritos: WEICHAFE.

Y lo anterior se aplica, a cada país que tenga o empiece a constituír una propia escena en el rock o en el metal u otro puñado de estílos importados. La idea es que los simples imitadores, no son verdaderos aportes a la música, a menos que la calidad les avale, aunque el criterio que sigue mandado es el de la originalidad, el ser jugados y el apostar por un proyecto distinto e invitando a descubrir siempre nuevos sonidos o conceptos.

Abajo dos grupos árabes, recientemente descubiertos y que claramente merecen la etiqueta de innovadores.


KHALAS

Desde que escuché los temas de su disco debút, no dejé de alucinar con esta banda que desarrollan una música, que convengamos en llamarla el verdadero "metal árabe". Palestinos activistas, pero contrarios a enfrentamiento y odiosidades, se logran distanciar de muchos grupos de la escena regional que poseen una visión sesgadamente nacionalista, bastante caótica y confrontacional. Teniendo estos a la música como una bandera de lucha pro paz.

Khalas fusionan elementos del rock/metal moderno con instrumental del medio oriente, componen en árabe y disparan en sus líricas contra todo lo que les parece incorrecto, sean vicios de la política, los caudillos impopulares o la sangrienta lucha que ha distanciado por casi un siglo a israelíes y palestinos; patrones culturales, sociólogicos y espirituales no fáciles de romper.

VISITALOS EN MYSPACE

MR. PITY

Si pensaron que el de arriba era Gene Simmons disfrazado de milico o Krusty el payaso se equivocaron, tampoco se trata de ningún miembro de Illapú. Es simplemente un marroquí que lidera una banda de mercenarios de distintos orígenes (árabe, inglés y tailandés) llamada Mr. Pity y que identifica su música como la de una banda revolucionaria, a pesar de lo vacío que suena hoy esta palabra.

Mr. Pity pretenden romper con los esquemas tradicionales del rock, al comulgar indistintamente con mensajes de paz, justicia y sexismo, una especie de mezcla entre el existencialismo de The Carpenters o The Beatles con la suciedad de Mötley Crue.

A pesar de que el grupo y su líder no despliegan los pies del underground, no deja de ser curioso el que sí hayan logrado una cierta repercusión mundial, a tal punto que siendo una banda desconocida pudieron rotar por tres continentes y tocar en distintos escenarios su música, mezcla de heavy metal con toques orientaloides y líricas peculiares, que posicionan al líder de la banda, el propio Mr. Pity, no sólo como una reminiscencia al "cock rock" ochentero, sino también como un tipo consciente e inspirado por los múltiples conflictos del medio oriente.

VISITALOS EN MYSPACE

EL BUEN ROCK POCAS VECES SONÓ EN LAS RADIOS, MUCHO MENOS EN MTV

1 comentario:

stiven dijo...

khalas!!!!!!!

Choose Your Language

traductor para el blog blogger web

Blog Archive